MUSSOLINO, EL ULTIMO GARIBALDINO, HABITÓ LAS CALLES DE PEHUAJÓ

Fanático de Giuseppe Garibaldi. Lo imitaba en la vestimenta y todos lo conocían con el seudónimo de “Mussolino”. Un particular recuerdo del Pehuajó de otros tiempos.


En más de una oportunidad, “mirá” en la sección de “curiosidades”, ha hecho referencia a determinados personajes populares de la ciudad. Hoy, reiteramos la mención de una muy particular y de características muy especiales. Quizás, algunos convecinos de avanzada edad lo recuerden o hayan escuchado hablar.

Se llamaba Girolamo Nocifero, pero los pehuajenses lo conocían con el apodo “Mussolino”, porque era un fanático del revolucionario liberal italiano, Giuseppe Garibaldi. Era tan fanático que imitaba hasta la vestimenta.

Reproducimos la nota publicada el 26 de noviembre de 2013, en base a la edición edición 80º aniversario de Pehuajó (1963) del diario “La Voz del Oeste”.

 

“Mussolino”


En Pehuajó, como seguramente ha sucedido y sucede en todos los pueblos, se han destacado personajes populares a través del tiempo, que quizás estén presentes en la memoria de antiguos pobladores.

Hace años, hubo uno muy particular. Se llamaba Girolamo Nocifero, conocido popularmente como “Mussolino”. Era fanático del revolucionario liberal italiano, Giuseppe Garibaldi, a tal extremo que lo imitaba hasta en la vestimenta, como puede apreciarse en la vieja foto que ilustra la curiosidad del mes. En aquellos tiempos, los convecinos lo consideraban el último garibaldino.

Garibaldi fue artífice de la unidad italiana, protagonista del Risorgimento, proceso de unificación de ese país. En 1834 tuvo que huir de Italia por sus actividades en la sociedad secreta Giovane Italia. Se refugió en Brasil, donde participó en la sublevación de Rio Grande do Sul (1836).En 1842 luchó en la legión italiana, en Montevideo, contra Rosas. Regresó a Italia (1848). Estuvo al frente de las tropas republicanas de Mazzini que defendieron Roma contra el emperador francés Napoleón III, quien había tomado la ciudad (1849).

Vivió un tiempo en Estados Unidos y en el Perú. Regresó a su país y en 1860, aprovechando el descontento popular contra la monarquía de Fernando II, organizó la célebre Expedición de los Mil, o de las Camisas Rojas, contra el reino de las dos Sicilias. Tras su victoria, ofreció los territorios al rey Víctor Manuel II de Piamonte.

Posteriormente, fracasó en dos intentos de apoderarse de los Estados Pontificios (1863 y 1867). Luchó junto a Francia con un cuerpo de voluntarios en la guerra contra Prusia, durante la cual liberó Dijon (1871). Tras la unidad italiana fue elegido diputado pero, luego de un tiempo, se retiró de la política.

Girolamo Nocifero, alias “Mussolino”, lo honró en las calles de Pehuajó.

Compartir en Google Plus

0 comentarios:

Publicar un comentario