Viterbo Ferrer a 83 años de su nacimiento

Este viernes, en la ciudad de Mar del Plata, junto a su familia, nuestro colaborador y amigo Viterbo Pedro Ferrer, celebró un año más de su natalicio. El acontecimiento resultó propicio pera evocar tiempos idos e ineludiblemente evaluar su actividad literaria en Pehuajó, que abrazó desde la adolescencia forjando un patrimonio cultural de imponderable valor.

A propósito, el mes pasado, Ferrer concretó la firma de un acuerdo con las autoridades de la Sociedad Española de Socorros Mutuos de Pehuajó a través del cual cede importante documentación y libros relacionados con su tierra natal. La historia de la ciudad en sus distintos ámbitos y matices queda reflejada en el rico material que será depositado en un sector específico del Teatro Español, monumento histórico de Pehuajó, que se denominará “Biblioteca y Archivo Histórico Viterbo Pedro Ferrer".

En este día de cumpleaños del perseverante escritor es oportuno destacar el gesto de donar gran parte del aludido patrimonio, que implica un aporte de singular valor para el conocimiento de la historia lugareña, que investigó de manera minuciosa y formalizó una colección documental única y de suma trascendencia.

Siempre hubo convecinos identificados con la indagación histórica, pero no todos asumen la decisión de dejarlo a disposición de la ciudadanía, salvo la biblioteca Estanislao Gauna, destacado educador pehuajense, que está integrada a la Biblioteca Rivadavia por decisión testamentaria, si bien no tiene las características específicas del material aportado por Ferrer.

Por ello, una vez más, desde este sitio revalorizamos la actitud y el gesto del Sr. Viterbo Pedro Ferrer, como así también de las activas e inquietas autoridades de la Sociedad Española que cobijarán ese patrimonio cultural.

Nos asociamos al cumpleaños número 83 del siempre activo escritor e investigador histórico, que jamás claudicó y abrazó con responsabilidad la pasión por las letras nacida cuando tenía 14 años, en la casa natal, cercana a la escuela rural del paraje Fuentes, el día que tuvo en sus manos por primera vez un ejemplar del “Martín Fierro”.

Compartir en Google Plus

0 comentarios:

Publicar un comentario