A 43 años de la invención del primer semáforo en Pehuajó



Fue en octubre del año 1972. Se realizaba la primera Feria de Ciencias de Pehuajó. Los temas eran libres y apuntar al interés de la población demostrando el nivel de conocimientos de los alumnos. En la escuela nº 25 de Magdala “Fray Bartolomé de las Casas”, la docente María Catalina Quiñones, motivó interés y seleccionó a los alumnos Ricardo Urquiza, Susana Maisonnave, Adriana Cioppetini y Alberto Allegrini. Este último nos reveló detalles.

El objetivo: inventar un semáforo. La empresa Luminux (ya desaparecida) facilitó un pequeño equipo para armarlo. También colaboró -recuerda Allegrini- un vecino de Magdala, Coqui Di Blasio (actualmente vive en Pehuajó), quien nos cuidaba para que no quedáramos pegados. Las chicas armaron la caja y nosotros la parte de los focos y las conexiones”.

El logro ya estaba. Luego lo llevaron a la feria que se hizo en el club Deportivo. El entonces intendente Crespo Montes observó el semáforo y muy serio fijó los ojos en mi -relata Allegrini- y preguntó: ¿quién hizo esto?. Sonaba a reto, retrocedí unos pasos y la maestra me tomó de los hombros y dijo: “Tranquilo, el Sr. Intendente solo está asombrado y quiere saber si Uds. han construido el semáforo?.

“Y después del susto me quedaba chico el guardapolvo”, exclama sonriente y agrega: “Tenía 12 años y era un loquito barbaro”... Conserva el certificado como recuerdo. El proyecto se llamó “la magia de la electricidad”.

Desde aquel momento, afectuosamente, lo apodan “el loco” Allegrini, el mismo que un día le salvó la vida a un compañero en la quinta Santa Catalina.

Ah! y desde hace unos días, flamante jubilado de la Cooperativa Eléctrica. Toda una vida consagrada a la magia de la electricidad.
Compartir en Google Plus

0 comentarios:

Publicar un comentario