Las propiedades curativas del barro, arcilla y fango del lago Epecuén


El Centro de Estética Integral Pehuajó sigue incorporando elementos y servicios. Recientemente, ha sumado productos de barro, arcilla y fango provenientes del lago Epecuén, aptos para distintos tratamientos, tanto de belleza como para otras patologías, en virtud de las propiedades curativas del barro basadas en el poder refrescante, desinflamante, descongestívo, purificador, cicatrizante, absorbente y calmante.

Es importante destacar que el fango térmico, arcilla y sales, que ya dispone el CIEP, conserva los minerales y son seleccionados y extraidos especificamente por un vecino de Carhué, siendo sometido antes de su utilización a análisis de laboratorio físico y químico a fin de asegurar las propiedades.

En cuanto a la denominada fangoterapia son diversas las aplicaciones para puntuales tratamientos estéticos faciales y corporales que se remontan a tiempos milenarios. En la actualidad, los tratamientos con arcillas y barros se incluyen en los servicios de spas de todo el mundo.

Dejando de lado aspectos referidos a los métodos de aplicación, entre los efectos estéticos que producen las arcillas, se mencionan:

Limpieza: pueden utilizarse para la limpieza de todo tipo de piel. Por su efecto absorbente eliminan células muertas y desechos de la piel.

Acné: El efecto antiséptico, antiinflamatorio y su capacidad astringente hacen que las arcillas sean ampliamente recomendadas en tratamientos antiacné.

Celulitis: Las arcillas activan la circulación venosa y tienen un efecto antiinflamatorio, por eso son aplicadas en tratamientos anticelulíticos. Recordemos que la celulitis es un problema donde se acumula grasa subcutánea, se presentan edemas y hay trastornos circulatorios.

Envejecimiento: Gracias a su contenido de oligoelementos, las arcillas coadyuvan en cierta medida a la reestructuración de la dermis.

En cuanto a los barros, conocidos también como fangos o lodos, son adecuados para tratar pieles desvitalizadas y con alteraciones de la hidratación, por sus efectos remineralizantes y regeneradores. Asimismo, en tratamientos de acné y de alteraciones de la secreción sebácea, para limpieza cutánea y en tratamientos antienvejecimiento y reafirmantes, tratamientos anticelulíticos,de alteraciones descamativas, inflamatorias y circulatorias leves de la piel.

María Alejandra Martinez, responsable del CIEP, nos manifestó que los tratamientos iniciados en nuestra ciudad arrojan resultados positivos. Mayor información puede solicitarse en la sede del CEIP, Artigas 1753, TE 478375.
Compartir en Google Plus

0 comentarios:

Publicar un comentario