45 minutos diarios que pueden salvar una vida

Dedicarle 45 minutos diarios sólo a caminar puede ayudar a los pacientes con diabetes tipo 2 a controlar su enfermedad.

De cualquier manera, aquellas personas que además de diabetes tipo 2 tienen problemas de obesidad, deberían intentar controlar su peso realizando por lo menos cuatro horas y media de ejercicio semanales para poder perder talles y mantenerse en forma, según lo informado por un estudio realizado por investigadores de la Universidad de Newcastle (Reino Unido).

El equipo de investigadores emparejó a 10 pacientes con diabetes tipo 2, con gente sin esta enfermedad pero con peso, edad y estatura similares, y les pidió que caminaran más de 10.000 pasos diarios. De esta manera, pudieron conocer cuáles son los niveles óptimos de ejercicio que deben realizar los diabéticos para controlar su enfermedad.

A través de imágenes de resonancia magnética se vio que las personas que caminaron 45 minutos más cada día lograron quemar cerca de un 20 % más de grasa, y aumentaron la habilidad de los músculos para almacenar glucosa, lo que ayuda a controlar la diabetes.

Según los científicos, estos descubrimientos permitieron descubrir que casi todos los pacientes con diabetes pueden volverse más activos tan sólo caminando y que éste es un camino rápido para ayudar a controlar la diabetes sin medicamentos.

La diabetes afecta a cerca de 246 millones de adultos en todo el mundo y es la causa del 6 % de las muertes que se producen en el mundo. De todos los casos de diabetes que hay en el mundo, el 90 % son diabetes del tipo 2 y están directamente relacionados con la obesidad y un bajo nivel de actividad física.

Las recomendaciones de las actuales guías de ejercicios –que aconsejan realizar dos horas y media de ejercicio semanal– podrían no ser suficientes para ayudar a las personas con obesidad a perder peso, según advierte el profesor John Jakicic, de la Universidad de Pittsburgh en Archives of Internal Medicine.

Para determinar el tiempo óptimo de ejercicio a realizar, el equipo de científicos realizó otro experimento. Puso a unas 200 mujeres con obesidad y sobrepeso en un programa de adelgazamiento entre 1999 y 2003 y les asignaron a uno de los cuatro grupos de ejercicio. Después de seis meses, las mujeres de los cuatro grupos habían perdido una media de entre el 8 y el 10 % de su peso, pero muchas lo recuperaron.

Las mujeres con un programa de ejercicio que tenían que realizar deporte durante una hora extra al día no recuperaron el peso y los investigadores destacaron que estas mujeres eran también más propensas a seguir dietas saludables.

Por esta razón, el profesor Jakicic recomienda que las personas que quieran perder peso y mantenerse en forma realicen al menos cuatro horas y media a la semana de actividad física.

Fuente: infodiabeticos.com
Compartir en Google Plus

0 comentarios:

Publicar un comentario