Un año sin "Juancito" en las calles pehuajenses

Nuestro recuerdo a uno de los personajes queridos y queribles, al cumplirse el aniversario de su sorpresivo fallecimiento. Varias veces fue protagonista de "mirá" alimentando ternura, nostalgia y solidaridad.



El domingo pasado se cumplió el primer año de su partida. Se fue en plena pandemia y una generalizada congoja se percibió en distintos ámbitos de la comunidad.

Fue uno de los últimos personajes pehuajenses que de día y de noche recorría las calles de la ciudad. Dijimos aquel día que lo íbamos a extrañar. Y fue así, si bien quienes conocieron sus sentimientos de humildad y solidaridad lo honran en forma permanente.

Se extraña su presencia, su cansino andar, su perro “Croto”, su teléfono que solo atendía llamados, su bicicleta, la radio portátil que siempre lo acompañó, sus gestos y ejemplos de fe en Dios. No importaba que culto profesaba, sabía que Dios es uno solo,  que su amparo es permanente y que acercarse a Dios cambiaba la vida.

Aquel día que nos dejaste la humildad y la solidaridad estuvieron de duelo. Recordarlo y honrar su accionar hace bien. Juan Pedro Villavicencio, “Juancito, el botellero” o el “Mana”, siempre estarás en las calles, en las escuelas, en los jardines de infantes, en los templos, en las plazas o en una esquina cualquiera.


EN VARIAS OCASIONES FUE PROTAGONISTA DE "mirá"


http://www.mirapehuajo.com.ar/2020/06/la-humildad-y-la-solidaridad-estan-de.html



Compartir en Google Plus

0 comentarios:

Publicar un comentario