San Anselmo: a 133 años de la creación de la parroquia y a 105 años de la inauguración del templo

¿Por qué San Anselmo?. Ámbitos donde funcionó. La construcción del actual templo en el centro de la ciudad. Connotaciones hernandianas desde su creación. La medalla de bronce acuñada hace 126 años.


Al celebrarse el día del Santo Patrono de Pehuajó, es oportuno señalar los orígenes de la inicial Capellanía San Anselmo, posterior consagración como parroquia y la inauguración del templo en el centro de la ciudad.

En tal sentido y conforme a las precisiones aportadas por el recordado escritor Viterbo Pedro Ferrer, en su investigación denominada “Rafael José Hernández y Pueyrredón, 1840-1903, Apuntes de historia de su vida y de su obra”, San Anselmo “surgió como Capellanía, por iniciativa de Rafael Hernández, cuando fundó Nueva Plata. El Arzobispo Aneiros la elevó a la categoría de Parroquia, el 11 de marzo de 1889, bajo la advocación de San Anselmo en memoria de la joven y piadosa esposa del fundador”.

En 1891 se trasladó a Pehuajó y por iniciativa del capellán a cargo, padre Eugenio Durand y la feligresía católica se construyó la capilla en el Colegio Asilo San José, hoy Colegio San José. Mientras se construía, recuerda Ferrer, “los servicios se efectuaban provisoria y precariamente, en un viejo edificio de escasas dimensiones, ubicado en la esquina oeste de las calles Encina y Rojas, hoy Alem y Del Valle.

En 1896, Rafael Hernández y su hija Sara Jacinta, apadrinaron la ceremonia de entronización de la imagen del Santo Patrono, mientras se realizaba la construcción del nuevo templo, frente a la Plaza Dardo Rocha, por parte del constructor Julio Scandroglio. La nueva sede parroquial fue inaugurada el 17 de abril de 1917, dejando de celebrarse los oficios religiosos en la capilla del Asilo San José.

Atento a lo expuesto, el pasado 11 de marzo, se cumplieron 133 años de la creación de la parroquia “San Anselmo” y el reciente 17 de abril, 105 de la inauguración del actual templo frente a la plaza principal de nuestra ciudad.



MEDALLA Y BENDICIÓN


Fue acuñada en bronce hace 126 años, el 21 de abril de 1896, para certificar la imagen de San Anselmo, patrono de la parroquia creada siete años antes.

El recordado escritor y numismático pehuajense, Tomás Anibal Recarte en su libro "Medallas de Pehuajó", a propósito de la aludida medalla, explicita que “tiene una particularidad, está grabado “Ancelmo” con “C”, seguramente atribuible a un error involuntario”.

Al aportar màs precisiones, Recarte seña que “en el anverso, al centro, figura del santo, de pie. En la parte superior, en semicírculo dice: "San Ancelmo". En la parte inferior, también en semicírculo, dice: "ORA PRO NOBIS" (Oramos para que Dios)”.

Y añade respecto al reverso de la histórica medalla, el siguiente detalle: “En semicírculo, parte superior: "Bendición" y horizontalmente: "DE LA IMAGEN DE SAN ANCELMO, PATRÓN DE ESTA PARROQUIA. PADRINOS: RAFAEL HERNÁNDEZ, SARA HERNÁNDEZ SERANTES. 21 ABRIL 1896. PEHUAJÓ”.

En cuanto a la forma, indica que es “escudada”, su tamaño es de 40 x 30 mm y su peso asciende a los 11 gramos. La histórica medalla forma parte del patrimonio del Museo Regional “Rafael Hernández”, hoy inactivo. Otro ejemplar, posee la Iglesia San Anselmo y el convecino Enrique Grenno, poseé un tercer ejemplar.

Compartir en Google Plus

0 comentarios:

Publicar un comentario