EL ROEDOR MÁS GRANDE DEL MUNDO TAMBIÉN HABITA EN PEHUAJÓ

Carpincho, también llamado capivara, puerco de agua o cerdo de río.  Mucho se habló y se habla de él. Nuestro colaborador, Luciano Echeto, nos aporta precisiones sobre sus características, hábitat, costumbres y conservación.




EL CARPINCHO: 

Lo ocurrido en Nordelta es un ejemplo del desequilibrio generado por la urbanización (los barrios avanzaron sobre un humedal natural). Debemos exclamar que no fue una invasión, como mencionaron los vecinos, ya que el carpincho es propio de ese ambiente, simplemente vuelven al territorio que les pertenece desde hace miles de años. Para evitar este conflicto, habría que haber efectuado una planificación urbana sustentable.
Por otra parte, en ecosistemas degradados donde faltan predadores (por ejemplo: pumas), la especie tiende a crecer desmedidamente.   
Así como la naturaleza ha tenido que adaptarse a nosotros, debemos hallar el modo de convivir y respetar a las especies que han logrado sobrevivir a nuestro avance, conectarnos con ellas.
NOMBRE CIENTÍFICO: Hydrochoerus hydrochaeris
OTROS NOMBRES: capivara, puerco de agua, cerdo de río, miquilo (quichua), nachiguese (pilagà).    
DESCRIPCIÓN: habita en Panamá y gran parte de Sudamérica, hasta el sur de la provincia de Buenos Aires. Es el roedor más grande del mundo, posee cuerpo robusto, patas cortas y fuertes, pelaje áspero color pardo. Puede pesar hasta 75 kg y medir 1, 40 mts de largo. El macho tiene sobre el hocico una protuberancia de unos 2 cm, donde aloja una glándula relacionada con el marcado del territorio.
ALIMENTACIÓN: consume preferentemente hierbas terrestres y plantas acuáticas. Lo complementa con frutos, flores, semillas.
HÁBITAT: vive en selvas, bosques y sabanas, siempre en zonas cercanas al agua.
REPRODUCCIÓN: se reproduce durante todo el año, con mayor frecuencia en primavera y verano. El macho persigue a la hembra rozando su región genital; generalmente la hembra va al agua y tras realizar varias inmersiones el macho se acerca y se produce la copula (dura sólo segundos).
COSTUMBRES: integrados por un macho dominante, varias hembras, sus crías y algunos machos subordinados. Mayormente está activo a la mañana y al anochecer, de día descansa refugiado entre la vegetación; durante las horas de más calor suele sumergirse en el agua para regular la temperatura. Ante una amenaza emite gritos de alarma parecidos a un ladrido.
Es capaz de bucear por hasta diez minutos. Para comunicarse emplea señales como saltos, erizamiento del pelo, gruñidos sordos y silbidos agudos.
CONSERVACIÓN: no se encuentra en peligro de extinción. No obstante, en algunas regiones se han reducido sus poblaciones, debido a la gran caza por el consumo de su carne y el aprovechamiento del cuero en marroquinería.
Autor: especialista Luciano Echeto.


Compartir en Google Plus

0 comentarios:

Publicar un comentario