"Amo y me apasiona mi tarea"

Impresiones de la profesora Mirta R. Gómez, de amplia experiencia en el atrapante campo de psicopedagogia y en el Centro de Psicoterapia y Desarrollo Humano que funciona en nuestra ciudad. Adherimos a la celebración del día del psicopedagogo, saludamos y exaltamos la plausible tarea quienes abrazan esta disciplina.


 

Fin de una jornada de intenso trabajo. La licenciada Mirta Gómez, en vísperas del día del psicopedagogo, responde a la inquietud periodística de "mirá". Expeditiva y exteriorizando en sus gestos y conceptos, verdadera pasión por la tarea que lleva a cabo desde hace más de dos décadas.

Mirta es profesora en psicopedagogía ISFD y T nª 13; licenciada en psicopedagogía, egresada de la Universidad de Flores; profesora en discapacidad Intelectual, en el ISFD y T nª13; profesora en EGB I y II en ISFD y T 147; técnico en acompañamiento terapéutico en Universidad Rosario; Regente instituto Nª 148, profesora de nivel terciario y psicopedagogía clínica.


TAREAS PREVENTIVAS Y TRATAMIENTOS


 

Al preguntarle ¿cuándo y por qué, decidió estudiar psicopedagogía?, su respuesta es contundente y precisa: "Cuando quise rescatar a la niña que sufrió en primaria por miedo a ir al B". Y al especificar alcances y características de la especialidad, señala que "Los Licenciados en Psicopedagogía nos ocupamos del estudio de los procesos de aprendizaje, y realizamos diagnósticos para llevar a cabo tareas preventivas y tratamientos en ámbito de salud, y también nos desempeñamos en los equipos de orientación escolar".

De inmediato, echando una mirada al tiempo recorrido, preguntamos ¿Si se han cumplido sus expectativas?: "Con el tiempo he superado mis expectativas", responde con firmeza y convicción, actitudes que caracterizan el accionar del Centro de Psicoterapia y Desarrollo Humano que conduce en nuestra ciudad, con la participación de distintos profesionales. Al evaluar la actividad desarrollada, Gómez considera que "los logros alcanzados son muy positivos" y sostiene que "el trabajar en equipo es fundamental en pacientes que requieren multiterapias".

En los últimos tiempos la disciplina, que quizás carecía de la valoración que realmente tiene por los beneficios que depara, logra mayor reconocimiento. Al respecto, la pehuajense considera que “Se ha avanzado muchísimo y ya existe un colegio de psicopedagogos de la República Argentina y varias provincias ya tienen su colegio.

Las jornadas de Mirta son intensas, además de su labor profesional cumple funciones en los institutos de formación docente de nuestra ciudad. Todo lo hace con suma dedicación y empeño, pero su gran amor radica en la psicopedagogía. Al transmitir la satisfacción y el placer que siente por su actividad, afirma feliz “Amo y me apasiona mi tarea”.


“TENGO LAS MISMAS GANAS Y ENERGÍAS PARA SEGUIR”


 

Como sucede en toda profesión, siempre hay momentos, situaciones o episodios que dejan marcas o persisten espontáneamente en las retinas. Al pedirle que cité o elija uno, Mirta reafirma: “Cada vez que un paciente lee sin apoyo su primera palabra”.

Finalmente, al referenciar que la prolongada pandemia que vivimos, ha influido en patologías, tanto de niños como adultos, que requieren atención, la Licenciada Gómez sostiene: “Si, los niños fueron invisibles, en mi caso particular al dedicarme a discapacidad, seguí trabajando en domicilios con los protocolos correspondientes”, lo cual permitió continuidad de tratamientos.

Concluye el encuentro. Faltan horas para la conmemoración de su día, instituido en homenaje a Jean Piaget, psicólogo y filósofo suizo que dio origen a la epistemología genética, la disciplina que estudia los mecanismos y procesos mediante los cuales se pasa de los estados de menor conocimiento a los estados de conocimiento más avanzado, e indagamos a Mirta:

¿Que le dirías a quienes, eventualmente, tengan deseos o interés en estudiar psicopedagogía?. Y con el mismo énfasis, responde “Que es apasionante e inmensurable. Amo la profesión y después de 23 años de ejercicio tengo las mismas ganas y energías para seguir”.

Si bien el aprendizaje es constante, persiste toda la vida, abrir caminos para la superación de dificultades, enriquece, enaltece y genera confianza, fe y positivos sentimientos. Feliz día a todos los psicopedagogos, sembradores de esperanzas.


PING PONG

- ¿Un deseo?: “Que no haya niños con problemas de aprendizaje sino adultos con problemas de enseñanza”.
- ¿Un recuerdo?: “Mi primer paciente”.
- ¿Una gratitud?: “A mi viejo por darme la oportunidad de estudiar”.
-¿Una ingratitud?: “El reconocimiento a nuestra profesión”.
- ¿Un amor?: “Cada niño que pisa mi consultorio”.
- ¿Una frustración?: “No poder dedicar más tiempo a los que más lo necesitan”.
- ¿Una esperanza?: “Equidad social”.
- ¿Un reproche?: “La exclusión del sistema a los más vulnerables”.
- ¿Una ilusión?: “Disfrutar hasta el último segundo en que ejerza mi profesión”.
- ¿Un libro?: “Mi planta naranja lima”.
- ¿Un ídolo?: “María Montessori”.
-- ¿La psicopedagogía?: “Mi amor”
- ¿El Centro de Psicoterapia y Desarrollo Humano?: “Un hijo”.
- ¿Pehuajó?: “Un desafío”.
- ¿Mirta Gómez?: “Simplemente YO”.




 

Compartir en Google Plus

0 comentarios:

Publicar un comentario