Al compás del dos por cuatro

Compartimos hoy la segunda parte de la "Rememoración Tanguera Pehuajense” escrita por el recordado Severo Cáliz en el año 1981, como adhesión al día nacional del tango.

 


Fue publicada por la Agrupación Amigos del Tango, institución de promisoria labor que en aquella época constituyeron los pehuajenses amantes y cultores de la música ciudadana.


 

Esta última parte, textualmente dice:

 

Con esa fuerza grandiosa

que brota del corazón,

sumó al tango su emoción

y deliciosos acentos,

Laporta que en su momento

fue grata revelación.


También Antonio Cipolla

excepcional violinista)

figura de primera lista

dentro del tango argentino,

porque ha cubierto un camino

de resonantes conquistas.


"Palito" Corti en el fuelle

fue del tango un puntal,

después en la Capital

con Maderna y Sánchez Gorio

dio el paso consagratorio

de su brillante historial.


"Choli" Óngaro exaltó

a infinitas dimensiones,

sus dos fervientes pasiones:

el tango y su bandoneón

conquistando un galardón

con calor de corazones.


Isidoro "Favre", el chino

aunque en breve actuación,

le dio al tango proyección

en un marco distinguido,

con su voz, con su sentido

y exacta interpretación.


Amante del bandoneón

y del tango apasionado,

en veinte años transitados

entre sones melodiosos,

Tito Gómez ganó honroso

un lugar privilegiado.


Hubo en épocas lejanas

bailarines de primera,

Echeverry, el negro Herrera,

el flaco Lombard, Pascual,

Méndez, Olaizola, Arnal,

gran embajada tanguera.


Un sentimiento hecho tango

y una voz hecha emoción,

que en aras de esa canción

Farré brindó con fervor,

un justo merecedor

de halagadora mención.


Hoy ingresa al tango un joven,

a quien la afición ya aclama,

porque su sangre se inflama

cuando pulsa el bandaneón.

Es talento, es devoción,

Walter Higalgo se llama.


Como hubo en otros tiempos

y en diferentes sectores,

hoy hay colaboradores

que de diversas maneras.

suman a la "grey" tanguera

sus entusiasmos mejores.


Juan Carlos "Lucho" Erbín

forma esa legión dispuesta.

Creo las "noches de fiestas"

para la gente tanguera

con cantores de primera

o cotizadas orquestas.


Emilio Héctor Guajardo

con su estilo personal,

es recio cultor oral

y animador de rango.

Él puso "sabor a tango"

en su creación radial.


José María Davín

(sentir, voluntad y mente),

organizador ferviente

de espectáculos tangueros,

siempre con los mensajeros

más "en onda" del ambiente.


Ismael Cejas también

es en el quehacer tanguero,

emprendedor tesonero

y con ideas geniales.

Sus audiciones radiales

marcaron rumbos certeros.


Tiene el tango en otro aspecto

quizás el más primoroso

con componentes valiosos

en "Marta y Julio" que hacen

bailando en sus compases

un arte maravilloso.


Jacinto Armando Sánchez

vivió el tango con fervor,

brindándole lo mejor

de su inquietud musical,

su reserva intelectual

y su espíritu creador.


Además hoy tiene el tango

amplio apoyo comunal,

que con sentido cabal

de esa inquietud ciudadana,

le brinda integra la plana

de su área cultural.


De los conjuntos tangueros

primero fue "Golo" Díaz.

Lo sucedió "La Armonía"

"Vithapone" y otros más,

todos puliendo el compás

y superando melodías.


Si en el tango hay otros nombres

que montaron su engranaje,

con su pluma, su lenguaje

o aportando de otros modos,

por igual va para todos

este sencillo homenaje.


Severo Cáliz


Compartir en Google Plus

0 comentarios:

Publicar un comentario