Nacimiento del Instituto Hernandiano

 
El surgimiento de la entidad y del Festival Nacional del Folklore, primero Pampeano luego Sureño. El distintivo de Pago Hernandiano. Recopilación de Jorgelina Recarte.
En la calle Alem, hubo una confitería, la de Trozzi y Tabitta: Selec. Era lugar de encuentro de muchos vecinos, entre ellos, Osvaldo Guglielmino. Tenían la necesidad de poner a Pehuajó en el centro de la escena cultural y la idea, surgida del profesor Guglielmino, fue la de formar un instituto: El Instituto Hernandiano de Pehuajó. Para 1954, Osvaldo había escrito y publicado una biografía sobre Rafael Hernández, que fue impresa en Indugraf, en Pehuajó. 

INSTITUTO En 1957 se funda el Instituto Hernandiano de Pehuajó. Siendo en su género el primero del país. Los objetivos eran claros, estudiar, difundir la vida de los hermanos Hernández, formar una biblioteca con sus obras. Dar lugar al nacimiento de un museo. Realizar reuniones periódicas, lecturas y además dar difusión. Realizar una tarea de vinculación con otros centros de estudios. Iniciar y participar en iniciativas de bien público para la comunidad. 

FESTIVAL También se sumaba la realización anual del Festival Nacional de Folclore Surero. El primero se realizó en 1967 bajo el nombre “Festival Nacional del Folclore Pampaneo”. A partir de 1969 se llamó “Festival de Folclore Sureño”. Entre otras propuestas estuvo la constitución de una Academia del Idioma Gauchesco. 

ESTATUTO En el acta número dos consta que los vecinos Guglielmino, Rodríguez y Negreira, habían sido los designados para redactar el Estatuto Social. En el acta constitutiva había quedado designado Pehuajó, como Pago Hernandiano. 

DISTINTIVO La comisión directiva del Instituto creo un distintivo, que acompaño al primer festival, en una vieja fotografía de un fascículo de “Difusión”, editado por la Secretaria de Educación y difusión Municipal de Pehuajó. 

DE PIE Tenemos una deuda con la Historia de nuestra tierra, tenemos que poner de pie a este Instituto Hernandiano. Porque nuestra Patria, fundada por un Decreto, un arado y un libro, es Pehuajó, Pago Hernandiano. 

Jorgelina Recarte
Compartir en Google Plus

0 comentarios:

Publicar un comentario