En contacto con el mundo hilvana energías positivas

Cultiva con verdadero amor dos pasiones: radioaficionada desde hace casi cuatro décadas y experimentada modista. Sus días tienen pocos o ningún bache de inacción. Está conectada con sus semejantes y disfruta de las dos actividades con dedicación y responsabilidad.



No todos asumen roles protagónicos y activos cuando se transita la llamada tercera edad. Y es indudable que asumir actitudes positivas y desarrollar acciones que estimulan y movilizan, es la mejor inversión para el alma.

La convecina Lucía Sajara (81) es un claro ejemplo en tal sentido. Desde joven abrazó el noble oficio de modista y hace 38 años se desempeña como radioaficionada, conectada con el mundo y aportando lo suyo en ese atrapante mundo de comunicación y servicio. Al celebrarse, este 21 de octubre, el Día del Radioaficionado Argentino y habiéndose conmemorado recientemente el Día de la Modista, compartimos una agradable entrevista virtual para rendir tributo a su particular accionar.

Lucía es oriunda de la localidad de Sevigné, partido de Dolores, provincia de Buenos Aires. Junto a su esposo, en el año 1988, se radicó en la zona de La Carreta, luego en Inocencio Sosa y desde el año 1994 en Pehuajó.


UNA SANA ADICCIÓN


Al preguntarle sobre el momento que motivó su acercamiento al aludido mundo de comunicación, expresó: “Mi afición a radioaficionada, comenzó en el año 1982, después de realizar el curso en el Radio Club de 25 de mayo donde vivíamos”. Y a partir de allí la incursión y actividad de Lucía no se apagó, muy por el contrario aún la mantiene y se siente feliz. Acota que “No es permanente dada las condiciones climáticas, salvo estemos en una emergencia”, y se ajusta a las modalidades y afirma que “Hay encuentros con horarios fijos para concursos u otras actividades, de lo contrario, podemos encontrarnos con colegas amigos y pasar un tiempo entretenido”.

Al evocar momentos y episodios vividos a través de esa apasionante actividad, la activa abuela Lucía sostiene: “Recuerdo un encuentro casi a diario con la nave espacial Mir 5, satélite ruso. Fue en el año 1992 y eso no lo podré olvidar jamás, como con los premios logrados por trabajos en radio en distintas oportunidades y viajes y activaciones de distintos lugares, Mendoza, Córdoba, San Luis, Lago Moquehue, etc.”.

Y en este particular e inolvidable 2020, como todos los radioaficionados Sajara ha vivido de una manera muy especial el largo tiempo de limitaciones y aislamiento. “La radio por suerte nos distrae bastante para acortar este tiempo de pandemia”, señala con la natural preocupación e incertidumbre que despierta el tema.

En virtud de sus años de experiencia con el mundo de las comunicaciones por intermedio de la radio, es bienvenida una sugerencia o consejo para quienes de deseen incursionar en dicho quehacer. “Diría que incursionar en el mundo de radio-afición es una adicción sana, solo hay que animarse y entender lo que significan las practicas y así perder el miedo. Animarse mucho y aprender. Y recordar que somos los únicos que nos podemos comunicar cuando fallan teléfonos, la electricidad, o en tiempos de catástrofes, inundaciones ,incendios... Los que siempre están somos los radioaficionados”.


VÍNCULOS Y RELACIONES



Además de vivir la celebración del Día del Radioficionado Argentino, el pasado 14 octubre, Lucía honró el día de la costurera o modista, que continúa ejerciendo con verdadero amor, dando respuestas a múltiples requerimientos. En pocas palabras exterioriza su satisfacción y sostiene que “Es un hobby muy especial, muy apasionante diría yo”.

Tanto el ejercicio de su profesión de modista como su rol de radioaficionada generan vínculos y relaciones, que se mantienen en el tiempo. “En radio se generan vínculos y relaciones de amistad con colegas. Yo conservo entre todas una de más de 30 años y es de Brasil”, remarca complacida.


LABOR INSTITUCIONAL Y MOMENTOS INOLVIDABLES


Por otra parte ha ejercido la presidencia del Círculo de Radioaficionados “Venancio Bonet” y en la actualidad se desempeña como Vicepresidente de la entidad surgida en el año 1958 como Radio Club Pehuajó, por iniciativa del Sr. Bonet quien junto a José Bizzio fueron los primeros radioaficionados pehuajenses y cumplieron roles fundamentales en el impulso y afianzamiento de las comunicaciones y servicios de radio en nuestro medio.

Al recorrer los años de actividad en ambas tareas, proliferan recuerdos, gratos momentos y actitudes de servicio, cuya enumeración sería muy extenso. Todas las vivencias de Lucia colman sus expectativas y evidencian un reconfortante regocijo a la hora de realizar un balance. Se siente feliz y satisfecha. “Si bien son dos cosas distintas puedo decir que el balance es positivo”.

Entre otras experiencias, florecen en el relato de Lucía momentos vividos en diversos lugares del país y de manera muy especial un encuentro de radioaficionados realizado en Salta, donde además de recibir reconocimientos por tareas solidarias a través de la radio, coincidió con la celebración de su cumpleaños, un 27 de septiembre, nada menos que en el histórico “Balderrama”. “Fue un día maravilloso, pleno de felicidad”, afirma.

Al concluir el encuentro, en vísperas del día radioaficionado argentino, instituido por la la Tercera Convención Argentina de Radioaficionados, realizada en Mar del Plata del 4 al 14 de noviembre de 1950, Lucía Sajara hace llegar a todos sus colegas “el deseo de un muy feliz día”.

Si bien el contacto es permanente, bienvenido un día para evaluar el accionar y profundizar los vínculos, fortalecidos en los últimos años con la participación en las redes sociales a través de internet, ámbito donde también Lucía ha incursionado, lo cual posibilitó esta entrevista en tiempos de aislamiento social.

Cerramos el contacto, dejamos la frecuencia de Lucía, aunque siempre esté QRV (lista y atenta), con un afectivo “GB” (hasta la vista). Y al mismo tiempo el punto de contacto con la abuela Lucía sigue latente, con adecuado pespunte, un prolijo dobladillo, deseosa siempre de hilvanar buena ondas.


PING PONG



- ¿Un deseo?: “Que termine pronto esta pandemia”.

- ¿Un recuerdo?: ”Mis padres”.

- ¿Una gratitud?: ”Agradecer, ss lo mejor que hay, todos los días”.

- ¿Una ingratitud?: ”Rencor, frustración, reproche, no sé que es”.

- ¿Un amor?: ”Mi familia, mis hijos, mis nietos, mi bisnieto que tengo en España”.

- ¿Una alegría?: “Poder reencontrarnos todos junto a una mesa”.

- ¿Una esperanza?: “Lo anterior”.

- ¿Una ilusión?: “Poder besarnos y darnos un fuerte abrazo, tanto tiempo encerrado en nuestro corazón”.

- ¿Un libro?: ”El Principito”.

- ¿Un amigo?: ”Muchos. Y siempre están”.

- ¿Dios?: ”La palabra mas bella”.

- ¿Radioaficionado?: “Me encanta lo que hago”.

- ¿Costurera?: ”Un lindo trabajo, me apasiona”.

- ¿Pehuajó?: “Una bella ciudad”.

- ¿Lucía Sajara?: ”Me considero buena persona, humilde, respetuosa y querida”.


El homenaje de sus familiares

Sus hijos Jorge y Hugo; el egreso de su nieta como Ingeniera Agrónoma; el su hijo radicado en el exterior junto al bisnieto Hugo.


-"Adhiero a este homenaje, con un cariñoso saludo a mi madre, reconociendo ser una excelente ama de casa y mejor abuela. Valoro su constante actividad y además, en nombre de mi esposa Silvia, su afectivo rol de suegra. Sinceramente agradecido por todo lo que hizo y sigue siendo".
Jorge Luis Focke


-”Aprovecho la predisposición de “mirá” para hacer de eco del más que cariñoso saludo a mi querida madre en este día tan especial para ella, y aprovechó la oportunidad para que también le lleguen los saludos de sus nietos, Dani y Erika y de su bisnieto Hugo. Un beso muy grande para ella desde España". 
Hugo Focke


-”Abuela, felicitaciones por todo lo que hacés. Te queremos mucho”.
Tus nietos, Sebastian y María Belén, desde Santa Rosa; Daniel y Erika, desde España. 
Compartir en Google Plus

0 comentarios:

Publicar un comentario