Dar y abrir el corazón

Oportuna reflexión de una lectora en tiempos tan especiales de aislamiento e incertidumbre. 
Fe para engendar fe.


Éstos son tiempos decisivos y cada alma es necesaria en su lugar apropiado.

Es como un gran rompecabezas, cuyas piezas desparramadas, hay que juntar.

Estás en el lugar adecuado?. .. solamente tú lo sabes.

Te sientes en armonía con la totalidad, o te sientes con alguna nota discordante?

En tu interior debe haber PAZ. Sólo así, estarás estable.

Mantente cómo un ancla, fuerte y firme, para que ninguna tormenta pueda afectarte, o desplazarte de tu lugar. Del que has elegido.

La FÉ , engendra FÉ.

Debes tenerte FÉ, para nadar en aguas profundas. Con completa confianza.

Qué harás para saber si es así?

Aprende a DAR. Recibirás de igual manera. ....

Abre tu corazón, manifiesta tu amor, tu sabiduría, tu comprensión, lo tangible y lo intangible...

El Dar no te deja pensar en ti. Ni que cosas puedes obtener de ello.

Dar con sinceridad, con alegría, te permite crecer y expandirte por los confines de éste planeta y te manifestarás en el plan Divino, y te regocijaras en él , y verás a Dios, y conocerás su rostro, y estarás Pleno , porque has llegado allí.

Colaboración de Maria Alejandra Martínez
https://www.facebook.com/mariaalejandra.martinez.
Compartir en Google Plus

0 comentarios:

Publicar un comentario