Nació para fomentar la cultura popular y honrar a los próceres

A 110 años de su creación la Biblioteca Bernardino Rivadavia sigue vigente, dando respuestas  
a la comunidad y honrando a quienes la gestaron en el año 1910.


Antigua foto captada en el interior de la biblioteca, publicada en la revista "Caras y Caretas", año 1935, nota especial que señaló lugares destacados de Pehuajó.


En vísperas del 27° aniversario de la fundación de Pehuajó, un grupo de entusiastas vecinos hizo realidad un anhelo compartido. Fundar una biblioteca popular al servicio de la comunidad. El 11 de junio de 1910 se cristalizó la constitución de la Biblioteca Popular “Bernardino Rivadavia”, institución cultural que hasta el momento cumple un rol de fundamental importancia.

Nació bajo un slogan contundente y significativo: “Fomentar la cultura popular es honrar la memoria de nuestros próceres”. Durante más de una centuria, distintas administraciones de la entidad cultural trabajaron con suma dedicación en pro de su crecimiento, superando en reiteradas oportunidades dificultades circunstanciales.

Han pasado 110 años de aquel acontecimiento fundacional. La conmemoración se limitó a la referencia en medios de comunicación y la recordación por parte de los actuales directivos, en virtud del estado de aislamiento social impuesto por la pandemia del Covic19.

Una vez más se ratificó la importancia de las bibliotecas públicas, que por encima de los avances tecnológicos continúan vigentes, muchas adecuadas a las nuevas modalidades, al tiempo que sostienen las metodologías originarias de estos centros culturales, cuyo patrimonio adquiere singular valor.

La comisión directiva que inició las actividades hace 110 años fue presidida por el Dr. Leopoldo R. Nieto, secundado por Joaquín Martinez Sosa como vicepresidente. El primer secretario Juan Melitta y primer tesorero Antonio Lugones.

El Dr. Vicente Jorge Gallo se desempeñó como Pro secretario y como vocales de la comisión fundadora, los vecinos Ramón C. Sosa, Joaquín S. Vitorica, Antonio Azcona, Francisco Berú y los Dres. Jorge Artigas y Ramón C. Sosa.

Entre otros entusiastas directivos, ejercieron la conducción de la Asociación Biblioteca Popular Bernardino Rivadavia, el escribano Donato Ciancio y el Dr. Florentino Álvarez, durante prolongados períodos. A través de su recuerdo, el reconocimiento a todos los pehuajenses que sumaron su aporte en beneficio de la institución, hoy radicada en calle Aristóbulo Del Valle 567, bajo la conducción del profesor Carlos Pérez Tettamanti, a los demás directivos, personal de la biblioteca y asociados.

Cabe destacar que junto a Biblioteca Rivadavia funciona la Biblioteca “Estanislao Gauna”, que oportunamente fuera donada en cumplimiento del deseo sustentado por el recordado educador.
Compartir en Google Plus

0 comentarios:

Publicar un comentario