Humana y comprometida con el trabajo

Acaba de cumplir medio siglo de convivencia laboral y familiar. Asumió y practicó los valores de la fidelidad, la palabra y la honestidad. 50 años en el mismo lugar. Nunca se sintió rutinaria y jamás pensó cambiar de trabajo.


Corría la última primavera de la década del 60. Mirta Pérez alimentaba el deseo de conseguir un trabajo. No había redes sociales y no todos recurrían al diario para publicar ofrecimientos laborales. Eran tiempos muy efectivos del “boca a boca”. Por ese entonces la ya prestigiosa Joyería y Relojería Bolognesi estaba necesitando una empleada.

A propósito rememora: “En octubre del año 1969 fui a comprar un regalito y me habían dicho que necesitaban una chica, pregunté si era cierto y don Hivo me tomó. Como era fin de octubre, empecé el 3 de noviembre”.

Lo que nunca imaginó la adolescente que ese trabajo sería para toda la vida. “Siempre recuerdo mis primeros días con el nerviosismo del principíante en el negocio” señala y agrega enseguida: “Mi adaptación fue rapidísima porque don Hivo y Víctor siempre me trataron como familia”.

Y es indudable que la permanencia durante medio siglo en el mismo lugar, responde al hecho de haberse integrado a la familia Bolognesi y ésta considerarla un miembro más. Los primeros tiempos cuando Hivo conducía el negocio, más tarde con su hijo Victor, ambos ya fallecidos, y ahora con Teresa Iraguren Pagate, esposa de Victor, que decidió continuar. “Aunque hace un tiempo me jubilé -afirma Mirta- mi acompañamiento a Teresita es incondicional por sentirme parte de la familia”.

Muchas veces, realizar tantos años la misma tarea, suele causar efectos rutinarios. Aquí tampoco se dio una sensación así. ¿Por qué?... Mirta es clara y precisa: “Nunca sentí la rutina porque el tipo de negocio es muy vivo. Los clientes, que aún algunos están, lo hacen llevadero”.

Mirta junto a Teresita y Víctor. A la derecha, con el fundador de la joyería, Hivo Bolognesi
Pasaron los años y siempre firme en el mismo lugar, con la responsabilidad y el cariño del primer día. “Nunca pensé cambiar de trabajo, aunque tuve importantes ofrecimientos”, acota y reafirma valores muy significativos cuando habla de Hivo y Véctor Bolognesi: “Don Hivo primero y Víctor después, me marcaron a fuego la fidelidad con el cliente, la palabra, y la honestidad del negocio”.

Hablar de anécdotas y momentos especiales vividos seria demasiado extenso y quizás se incurriría en omisiones. “Hay muchísimos” dice la cincuentenaria empleada y ahora acompañante del conocido negocio pehuajense, quien naturalmente al preguntarle por el futuro, sostiene: “En este momento no me imagino sin pasar a diario por la joyería, pero estoy abierta a la vida”.

Mirta se siente feliz. Disfruta a pleno este cumpleaños número de 50. Mensajes, saludos, buenos augurios, fortalecen su alma. Ahí sigue, en Mitre al 400, honrando junto a Teresita el trabajo de Hivo y Víctor. La semilla sembrada y los valores impulsados desde hace 84 años siguen dando frutos. Y honrando la concepción de familia dentro de un ámbito, donde se vive, se siente, se transmite.


UNA ALIADA EN LAS BUENAS Y EN LAS MALAS

Teresa Iraguren Pagate, que hoy prosigue con la tradicional joyería y relojería, se asoció a nuestro homenaje. Su testimonio es elocuente:


“La considero una persona excelente. En mi, solo hay reconocimiento y agradecimiento porque toda la vida estuvo a nuestro lado. Se crió junto a nuestros muchachos. Vivimos cosas lindas y cosas feas, desprendimientos de personas físicas. Es decir todo aquello que nos va trayendo alegría y dolor.

Mirta siempre estuvo al lado nuestro. Y nosotros tratamos siempre de estar al lado de ella. Pero su respuesta fue siempre la de una persona muy humana, comprometida con el trabajo. Muy buena con Don Hivo y con Victor, y ahora al alado mío, me ayuda muchísimo.

Por eso estoy reconocida con ella. Todos los días, en estos momentos cuando uno extraña tanto a la persona que me acompañó durante 51 años, ella siempre apuntalándome, haciéndome ver las cosas y enseñándome, porque realmente al trabajo lo sabe hacer ella”.
Compartir en Google Plus

0 comentarios:

Publicar un comentario