¡Grande Pedro!

Alguien dijo “A la noche la hizo Dios para el que el hombre la gane”. Pedro tiene 96 años y disfruta con el mismo entusiasmo de los años juveniles, aunque para él la cantidad es una referencia matemática. De pronto, cuanto más grande el número mayor es la actitud de vida.

Cuando estaba por cumplir 90 años y se celebraba el día del carpintero, el convecino Pedro Carlos Félix Biagioni fue protagonista destacado en ”mirá”. En su casa de la calle Zuviría recordó su Italia natal, la inmigración al suelo argentino, su apego al aserrín y la madera, vivencias y recuerdos que nos dejan pensando.

Hoy, Pedro vuelve a ser protagonista. Es parte de “nuestra gente”. Como siempre activo, inquieto, optimista. No es prisionero de recuerdos ni se aferra en forma permanente a los menesteres carpinteriles, que están siempre presentes.

Pedro vive a los 96 años como un pibe. Disfruta atractivos de la noche pehuajense, comparte con amigos e irradia buenas ondas por doquier. Vive los recitales de Claudio “Pipi” Córdoba y su banda, como un seguidor mas. (En la foto, junto al popular “Pipi Córdoba”, otro grande de la movida musical pehuajense y al biciturista Ricardo Bernal, en reciente velada de música y amigos),

El ejemplo de Pedro cala hondo y llama a la reflexión. Nunca es tarde. Los años son apenas números. Y la vida es demasiado corta como para no disfrutarla o limitarla a los lamentos. La vida sigue siendo un hermoso regalo que tiene fecha de vencimiento pero que el buen Dios omitió consignarlo. Y la amistad es la mayor riqueza.

“Qué gran persona mi amigo Pedro, 96 años, siempre presente en mi show”, afirma Claudio “Pipi” Córdoba. “Para vivir la vida no hay límite de edad”, sostiene Francisco Precopio, integrante de la banda de “Pipi”. “La vida es como la quiere vivir cada uno. Yo prefiero vivirla como mi papá, un orgullo”, dice Cristina Biagioni.

“No digas por favor que con 22 ya viviste todo. No digas que con 35 sos vieja/o. No digas que con 40 ya fue todo. No digas que después de los 50 no hay nada. En 50 recién comenzas. Tomate 5 minutos y pregúntale a Pedro que con 96 sigue y sigue”, remarca su amigo Ricardo Bernal.

Nos complace destacar la actitud de vida de Pedro que quiera Dios sirva de estímulo para muchos que suelen achicarse cuando llega el atardecer de la vida.

Para revivir la entrevista realizada en 2013, ingresar a:

http://www.mirapehuajo.com.ar/2013/03/huelen-cedro-sus-manos-y-roble-su.html
Compartir en Google Plus

0 comentarios:

Publicar un comentario