María Madre de todas las gracias a 20 años de la revelación

Este 13 de julio, en la zona rural aledaña a Mones Cazón, más de un millar de creyentes evocaron la revelación en la gruta “María Madre de todas las gracias”. Sentida expresión de fe que ratifica compromiso de fidelidad.

"Caminemos en éste día dando gracias a Dios por el regalo de la manifestación de la Santísima Virgen María, hace 20 años en ésta tierra, pidiéndole que a todos sus hijos nos renueve en la fe, en la caridad y aliente en la esperanza",señaló la convocatoria de quienes coordinan las actividades en la “gruta de María”, ubicada en las cercanías de la localidad de Mones Cazón.


Si bien a cada 13 de julio se realiza la evocación, este año la caminata procesión adquirió una dimensión muy especial. Alrededor de 1300 fieles se dieron cita en el lugar y renovaron su fe en el mismo lugar donde hace dos décadas se produjo la manifestación de María “Madre de todas las Gracias”.

Se hicieron presentes creyentes de todo el distrito, de ciudades y localidades vecinas. Además, hubo peregrinos de Olavarría, Daireaux, Pigüe, Coronel Suarez, Urdampilleta, Bolívar, Salliqueló, como así también de las ciudades pampeanas de General Acha y Santa Rosa. No faltaron quienes cabalgaron dos días para llegar y otros que arribaron en bicicleta.

 

Los voluntarios del lugar coordinaron todos los detalles y la caminata junto a María se desarrolló en un clima de profunda fe. Al concluir en la Casa del Hogar tuvo lugar la recepción y agasajo a los asistentes, compartiendo, por encima de las exquisiteces alimenticias, el sentimiento de amor hacia la Virgen que los une desde hace 20 años.

La “gruta de María”, la “gruta de la Virgen” o el “jardín de María”, como la llaman quienes tuvieron la posibilidad de visitar y peregrinar por ese predio del campo “Santa Clara”, reconfortó y colmó de amor y esperanza a los cristianos seguidores.


Compartir en Google Plus

0 comentarios:

Publicar un comentario