Aquella Unión Comercial e Industrial de Pehuajó

Se avecinaba el invierno del año 1924 y un grupo de comerciantes pehuajenses hacen realidad un anhelo compartido dando origen a la Unión Comercial e Industrial de Pehuajó, hoy Cámara de Comercio, Industria y Producción de Pehuajó.
En aquellos tiempos del siglo pasado los vecinos dedicados a la actividad comercial sostenían la necesidad de sumar voluntades para defender los intereses del sector y al mismo tiempo generar un canal de asesoramiento para afrontar y atender las problemáticas latentes.

Han pasado 95 años y el sueño del grupo de comerciales se consolidó en distintas etapas de gestión, no exentas de dificultades. Siempre prevaleció un criterio superador y en la actualidad la Cámara de Comercio, Industria y Producción es una de las sólidas instituciones intermedias de la comunidad.

Durante 20 años actuó con la denominación original y en junio de 1944 adoptó el nombre de Cámara de Comercio, Industria y Producción de Pehuajó. Los objetivos de sus fundadores siguen vigentes y ahora las nuevas generaciones asumen los desafíos transformadores que implica el avance tecnológico y la imperiosa necesidad de adaptarse al tiempo nuevo..

A cinco años del primer centenario, el agradecido recuerdo y homenaje a quienes, en el Teatro Español gestaron el nacimiento de la Unión Comercial e Industrial de Pehuajó, el reconocimiento y valoración a todos los representantes del sector que condujeron los destinos de la entidad en distintas etapas y que hoy, una joven dirigencia empresarial impulsa con renovadas expectativas.


EL ACTA FUNDACIONAL
Expresa textualmente:

«En la ciudad de Pehuajó, de la Provincia de Buenos Aires, a los quince días del mes de junio de mil novecientos veinticuatro,reunidos en el Teatro Español, los comerciantes al final suscriptos, respondiendo a una invitación formulada por los de igual clase «Pérez, Sufrate y Cía», Píccolo Hos., Ramos Delgado y Cía., Otaño y Save, Cubillo y Letona, V. Bonet y Cía,. Gancedo e Iglesias, M. Rodríguez, García y Cia., Aquilino Alvarez, Romero Martín y Cía., Pablo Catasús , José Rodriguez Campos, José Raventos y Alvarez Hnos., Arteta García y Cía, Romeo Colombo e hijo y Cía., a objeto de constituir una liga comercial cuya finalidad sería defender por la cooperación en conjunto de asociados, los intereses del comercio y la industria de este partido de Pehuajó. Previo cambio de ideas fue designado, a moción del señor Florencio Otaño, aceptada por unanimidad, a don Lucio Pérez, presidente provisional de la Asamblea actuando como secretario e señor Raimundo Pícolo. Acto continuo, el señor Presidente expresó que correspondía preceder a la elección de la Comisión Directiva, resolviéndose para ello adoptar el sistema del voto secreto y a simple mayoría de sufragantes, para lo cual cada elector debería depositar una boleta incluyendo en ella los cargos de Presidente, Vice Presidente, Secretario, Pro Secretario, Tesorero, Pro Tesorero, seis vocales y seis suplentes. Realizada la votación en la forma acordada, el escrutinio practicado por los señores designados por la Asamblea para tal objeto, dio el siguiente resultado. Para Presidente, Don Lucio Pérez; para Vicepresidente, Don Próspero R. Ginieis; para Secretario, Don Raimundo Pícolo; para Pro Secretario, Don Manuel Iglesias; para Tesorero, Don Venancio Bonet; para Pro Tesorero, don Vicente Cubillo; para vocales, Don Aquilino Alvarez, Don José Raventos, Don Modesto Rodríguez, Don Francisco Alvarez, Don José Herboso y Don Silverio Azcárate, y para suplentes: Don Benjamín García, Don Miguel Eizmendi, Don Ramón Porto, Don Ricardo Díaz, don Pablo Catasús y Don Germán Toyos. A continuación el señor Presidente manifestó que procedía que la Asamblea redactara y aprobara los estatutos que habían de regir la marcha de la Sociedad, determinando expresamente sus finalidades. Después de discutidas varias mociones, se resolvió pasar a cuarto intermedio, para llenar el objeto referido. Siendo las diez y seis horas. Vuelta a sesión una hora más tarde, el señor Secretario dio lectura al “proyecto de estatuto».
Sometido a la decisión de la Asamblea, fue aprobado por unanimidad, sin observación alguna, quedando por lo tanto adoptados como los estatutos que han de regir la «Unión Comercial e Industrial de Pehuajó». No habiendo más asunto que tratar, se dio por terminado este acto que comenzó a las quince horas y que terminó a las diez y siete del día de su fecha”.
Compartir en Google Plus

0 comentarios:

Publicar un comentario