Vida o muerte

La soga comenzó a romperse, raspándose contra las rocas,
El hombre se balanceaba para escapar de su destino.
El ruido ensordecedor de las cataratas
Parecía el rugido de un animal desconocido.
Estaba suspendido por una soga maltrecha,
Colgando sobre un precipicio abismal.
Solo tenía que alcanzar ese risco,
Esa roca que sobresalía justo a un costado suyo.
Sabía que la soga no resistiría mucho tiempo.
Era ahora o nunca.
Por unos segundos se detuvo,
Imágenes de su vida se le vinieron a la memoria,
Los rostros de su hija, su mujer, sus padres, sus amigos,
Incluso recordó a Pupi, su perro.
No importaba nada de lo que hubiera vivido,
En ese instante solo existían:
Él, la soga, el precipicio, la roca, y el destino.
Era ahora o nunca.
Solo tenía una oportunidad más.
Respiró profundamente, se armó de coraje,
Se balanceó hacia atrás,
Con toda su vida,
Con todas sus fuerzas,
Y...
Saltó.

José R. Fox
Compartir en Google Plus

0 comentarios:

Publicar un comentario