Coraje de mujer

Hace 50 años no era común que una mujer se dedicara a la fotografía y mucho menos que eligiera trabajar en campos de jineteadas. «Foto Nelly» cumplió un destacadisimo rol. Decisión y coraje para realizar su tarea. Más de una vez soportó caidas y sufrió lesiones. Nunca se achicó. Siempre presente en memorables domas. Hasta cubrió una corrida de toros que se hizo en Pehuajó.
El calendario de setiembre nos marca entre otras celebraciones, el 21 como día del fotógrafo y del artista plástico. Fue oportuna la conmemoración para encontrarnos con la convecina Nelly San Esteban (80) y su impactante colección de imágenes que documentan memorables jineteadas.

Al hacer un rápido racconto de su vida, señala: «Somos 6 hermanos, 5 mujeres y un varón. Todas nacidos en Pellegrini y el varón en Trenque Lauquen. Yo soy la mayor. Nos criamos en el campo. A los 11 años empecé a ir a la escuela de campo y luego nos vinimos a Trenque Lauquen, zona de La Zanja. Allí terminé mi sexto grado».

Más tarde Nelly estudia corte y confección por correspondencia, modalidad de capacitación muy frecuente en aquella época. Recuerda «Me recibi con diploma y salí en el cuadro de honor y logré medalla de oro». Y se abrió un campo de acción que se prolonga hasta la actualidad. Alternó la fotografía con la tarea de modista.

«A los 19 años me casé y a los 4 años de casada nació mi única hija. Cuando ella cumple 4 años nos trasladamos a Pehuajó. Al año de estar acá, estudié fotografía, también por correspondencia». Y aquí comenzaba un accionar seguramente insospechado por Nelly, que le depararía múltiples satisfacciones.

CREATIVIDAD EN BLANCO Y NEGRO

«Dos años después comencé trabajando como fotógrafa. Sacaba y revelaba yo misma. Sacaba fotos en domas de la toda la zona, en desfiles criollos y además trabajé foto carnet y sociales, cubriendo cumpleaños, casamientos, fiestas familiares, etc.».

La tarea fotográfica en los tiempos del blanco y negro implicaba esfuerzos, sacrificios y riesgos de salud por los efectos de los químicos utilizados en revelado y fijación.

Nelly, sonriente, recuerda las largas horas de la boratorio donde además daba lugar a la creatividad. «Durante 25 años saqué y revelé fotos en blanco y negro. Luego 5 años saqué en color, con lo cual totalicé 30 años de fotografía en Pehuajó, atendiendo clientes locales y de toda la zona», indica a modo de síntesis.

Enseguida recuerda: «También estudié Decoración del Hogar pero no terminé el curso por falta de tiempo, tenía mucho trabajos en fotos y costuras, trabajos que realicé al mismo tiempo». La tarea de modista se extendió mucho más y aún persiste en su domicilio de la calle Juana Manso. Totaliza 64 años de modista y son múltiples los trabajos realizados de toda índole que incluyen además vestidos para novias y quinceañeras.

En cuanto su labor fotográfica recuerda con afecto su aporte a la revista “Jineteando” que editó en Carlos Casares el recordado animador Anibal Profumo. También concretó trabajos específicos para la revista “Así”.

Después de años de intenso trabajo, Nelly tuvo que alejarse del atrapante mundo de la fotografía. “Tuve que dejar por las inundaciones. No se podía viajar para sacar fotos en las jineteadas que fue a lo que más me dediqué. Todos los domingos íbamos a domas. Teníamos un radio de 200 kilómetros para los cuatro puntos cardinales. En todos los festivales estaba Foto Nelly”.


SIEMPRE APEGADA A «LO NUESTRO»

Al dejar la fotografía se dedicó con más intensidad a la costura, a tal extremo que amplió las tareas. “También hice camperas de cuero, de carpincho, ropas gauchescas para desfiles. Y después incorporé vestidos para novias, 15 años, fiestas escolares, disfraces, actividad de arrendamiento de prendas que aún continúa”.

Para aprender nunca es tarde y más aún cuando se cultiva lo que apasiona. «En los últimos años aprendí a bailar folklore y llegué a participar en los torneos “Abuelos”, bailé en el festival mayor del parque, en fiestas de peñas tradicionalistas y en dos oportunidades viaje a Mar del Plata, compitiendo en el rubro manualidades por los torneos bonaerenses”.

A los 80 años de edad Nelly no se queda quieta. Algunas limitaciones de salud, secuelas de muchos años trabajando con productos químicos en el laboratorio fotográfico, no son obstáculo para llevar a cabo, con entusiasmo, responsabilidad y vocación, el alquiler de vestidos y el dictado de clases de costura y manualidades.

“Lo importante –afirma- es no estar sin hacer alguna actividad”. Sirva la afirmación como ejemplo cuando aparecen dudas en los avatares de la vida en la etapa de senectud. Quedarse quieto no hace bien.

Flashes

Entre los recuerdos, se destaca la cobertura de las corridas de toros realizadas en Pehuajó. Se llevaron a cabo el 5 de septiembre de 1976 en el Teatro del Lago del parque San Martín que fue adaptado especialmente. El acontecimiento alcanzó singular repercusión a nivel regional y Nelly conserva en su colección impactantes imágenes de esa particular jornada.

-«Hacía un año que había empezado a sacar fotos en las domas. En Bellocq, sufrí una caida y un caballo me pisó. No me dio tiempo a nada. Sufrí rompimiento de un cartilago de la cadera y me afectó la espalda. Me recuperé y volví a los campos de jineteadas».

- «Otra vez, largaron el caballo de un palenque y salió derecho a otro palenque. Tampoco tenía tiempo para escapar, entonces opté por quedarme quiera frente al palenque de al lado, hasta que pasó el caballo».

- «En una jineteada cerca de Juan José Paso vivi otro momento muy peligroso. Había apoyado la rodilla sobre un montículo de tierra para poder captar desde abajo el brinco del caballo cuando se abalanza. Se me vino encima, nada podía hacer, pero solo me raspó la bota».

- «En otra ocasión, un caballo se les escapa del palenque cuando lo preparaban con la cabeza cubierta y salió corriendo sobre el costado del alambrado donde justo me había puesto para sacar fotos. Lo tenía encima, quise disparar y justo venía el apadrinador. Quedé entre medio de él y el caballo. Que sea lo que Dios quiera me dije. Felizmente también safé»

Documentó fiestas de destreza criolla en una amplia zona bonaerense. Nelly con su cámara fotográfica cubrió eventos en Olavarria, Casbas, Gonzalez Moreno, General Villegas, Los Toldos, Bragado, 25 de Mayo.

Su debut como fotógrafa en un campo de jineteadas fue el 1° de mayo de 1967, con la tropilla de Barraza, en la cancha de Deportivo Argentino adaptada a tal efecto.


El fotomontaje de otros tiempos

En los tiempos de la fotografía en blanco y negro, cuando se carecía de toda tecnología, hacer un fotomontaje, implicaba esfuerzo, creatividad y habilidad para trabajar con fijadores en laboratorio. Nelly incursionó en la práctica y tuvo logros como los que observamos, quedando en evidencia sus cualidades y su apego al arte fotográfico.




Orgullo de hija y nieta
 -”Haciendo memoria de mi niñez, me vienen muchos recuerdos de los años de fotografía de mi madre.
Las jineteadas que se hacían casi todos los domingos, y que al estar en el campo de doma, yo generalmente miraba desde el escenario. También siempre estaba dispuesta para cuando tenía algún casamiento u otro evento, llevarle el bolso con las cámaras y rollos.
Fueron muchos años de su trayectoria!!!! Y los recuerdo con mucha nostalgia.....
Hoy, siento orgullo, de que haya sido mi madre la única mujer que realizaba ese trabajo. Te quiero mucho mamá”.
Maride Ciavirela

”Yo por mi parte, no viví los momentos en los que mi abuela realizaba este trabajo. Sin embargo me gusta mucho escuchar sus historias. Disfruto compartir momentos con ella en los que me cuenta cuan diferente era todo años atrás, tanto en lo que respecta a la fotografía y la costura que siempre fueron su pasión, como su estilo de vida.
Al igual que mi madre, siento mucho orgullo por ella, por todo lo que logró en su vida. Estudió, algo que no era tan fácil como en estas épocas, y supo ganarse la vida haciendo lo que le apasiona, cosa que admiro mucho.
Me alegra mucho que hoy mediante este homenaje se le reconozca su trayectoria, y se den a conocer sus trabajos, que con tanto esfuerzo logró”.
Julieta Martín


Compartir en Google Plus

0 comentarios:

Publicar un comentario