Pehuajense por América

Desde niño comenzó en “Depo”. Fue campeón con los “azules” y también con Calaveras. Dejó Pehuajó y jugó en varios equipos profesionales argentinos. Luego Venezuela, Perú y Ecuador. Su relación con Della Pica, Caruso Lombardi y Jorge Sampaoli. Ahora, con cuatro décadas de trayectoria, juega para los rojos del parque y aspira a dar otra vuelta olímpica.

Con más de 20 años en el fútbol profesional, Julio Caldiero tiene una extensa y hermosa historia en el más popular de los deportes. Nos relata esa historia, mientras que en la mesa de al lado, Joel y Jana Yael, sus hijos, están ocupados con las tareas escolares ante la mirada de su mamá, Nieves María Precopio, que lo acompañó a Julio en su carrera profesional en Buenos Aires y en los países sudamericanos donde actuó.

Julio nos cuenta que se inició “en las inferiores de Deportivo Argentino, donde como número 5 llegué a primera en el año 1993 y 1994. Al año siguiente pase a Calaveras donde salimos campeones jugando de número 6 en la última línea porque en Calaveras de cinco estaba “Lela” Lamanna, que era dueño absoluto de ese puesto”.

En 1996 lo llama Rodolfo Della Pica, aquel número 3 de Racing de Avellaneda y lo lleva a Dock Sud donde firma su primer contrato y termina siendo su capitán hasta el año 98.

Luego, un grupo empresario a cargo del Deportivo Italiano lo contrata y está tres años y medio bajo la dirección técnica de Ricardo Caruso Lombardi, mientras que su representante era Roberto Perfumo quien estuvo a punto de tomar la dirección técnica de Racing y ya había comprometido a Julio para ir a jugar al primer campeón del mundo que tuvo Argentina. Finalmente, Perfumo no arregló con Racing.

En 2003 estuvo en All Boys. “Un club de lujo”, al decir de Caldiero. En el 2004, añade, Rosín, que era representante del técnico Jorge Sampaoli, quien había sido contratado para dirigir el equipo peruano de Coronel Bolognesi, “le muestra un video mío un día sábado y el miércoles ya estaba contratado viajando a Perú, donde estoy dos años y tuve la oportunidad de jugar la copa Sudamericana”.

“En 2006 fui a Venezuela y estuve seis meses jugando para Mineros de Guayana. Luego volví a nuestro país, ya en 2007, para jugar en Sportivo Patria de Formosa, bajo la dirección técnica de Marcelo Boneto. Completo el año 2007 en Ecuador, jugando en la primera división de Deportivo Azoguez.

En el 2008, retorno a Argentina y me vengo a Fútbol Club de Tres Algarrobos. Y a mitad de campeonato aparece nuevamente Della Pica y me lleva para ir a jugar a Los Andes de Lomas de Zamora. Al poco tiempo se va Della Pica y queda como DT Enrique “Quique” Hrabina, aquel número 3 de Boca Juniors”.

El vínculo de Caldiero y Della Pica es constante, se renueva siempre. “En 2009 Della Pica estaba de director técnico en San Telmo y me llama nuevamente. Y allí estoy hasta el 2012. Dejo San Telmo y estoy dos años en Agropecuario de Carlos Casares”.
Y cumplida su estadía en el suelo casarense, Julio retorna a su pago natal. “Vuelvo a la Liga Pehuajense, a Deportivo Argentino, de 2014 a 2016, saliendo campeones en 2014”.

Y ahora en el 2017, está en San Martín. Y la pregunta: ¿está para campeón el rojo del parque, con este buen comienzo?. “Y uno siempre juega para eso… vamos a ver que pasa”.

En síntesis esta es la carrera deportiva de Julio Caldiero durante más de veinte años. Profesional jugador internacional, pehuajense, sencillo. Con los personajes del fútbol que se codeó en tantos años de trayectoria, es para conversar horas y horas, pero la historia no terminó todavía…
Que siga por muchos años más después de los 41.

“Pancho Tablón” (MFA)


PING PONG
-¿Un deseo?: “Seguir jugando al fútbol “.
-¿Un rencor?: “No soy rencoroso”.
-¿Una gratitud?: “Futbolísticamente, R. Dellapica”.
-¿Una ingratitud?: “No tengo”.
-¿Una esperanza?: “Ganar un título más”.
-¿Un amor?: “Mi familia”.
-¿Un recuerdo?: “Mi debut en Copa Sudamericana”.
-¿Un amigo?: “El poroto Arive”.
-¿Un futbolista?: “Martinez Quarta”.
-¿Un técnico?: “Son tres, Caruso Lombardi, Zielinski y el maestro Sampaoli”.
-¿Un ídolo?: “Mi viejo”.
-¿Un hobby?: “Ir de pesca”.
-¿Deportivo Argentino?: “El club que me vio nacer”.
-¿Calaveras?: “Mi primer campeonato”.
-¿Coronel Bolognesi?: “Mi mejor momento”.
-¿San Martín?: “Mi nuevo desafío”.
-¿Julio Caldiero?: “Simple, transparente y fiel”.

AGRADECIMIENTO
“Hago público mi sincero agradecimiento a mi señora esposa, a mis viejos, a mis suegros Nelly y Pelusa, por estar siempre conmigo en toda mi carrera futbolística. Siempre estuvieron, en las buenas y en las malas. A todos muchas gracias”.
Compartir en Google Plus

0 comentarios:

Publicar un comentario