Un libro, una danza, una vida...

El libro titulado “Relatos de Folklore”, desde Pehuajó, Pago Hernandiano”, concebido por la profesora Raquel Guado de Raina forma parte de la colección del Archivo Histórico de la Provincia. “Estoy orgullosa como pehuajense que estos testimonios de cincuenta años y algo más, se encuentren en un lugar privilegiado”, dijo la autora a “Mirá”, luego de explicitar los motivos de la publicación y reseñar una trayectoria, notoria y trascendente, junto a las danzas nativas.
“A veces, se toman decisiones por una pregunta… estaba hurgando en la biblioteca, y sacando cajas con fotos, envoltorios de papeles, cuando entra mi hija Nora y asombrada me dice: ‘¿qué es todo esto?’. ‘Aquí está toda mi carrera de folklore Norita, y no sé que hacer?’. Ella rápidamente sugiere, mamá escribí tu historia...”.
Y así surgió. Así se produjo la decisión. De inmediato manos a la obra. En una caja llena de gratos recuerdos toda la historia del quehacer folklórico de Pehuajó, especialmente en base a la danza, pero por natural connotación todo lo inherente al canto y la música nativa, un tesoro asimilado por la convecina Raquel Guado de Rayna, la profesora de danzas tradicionales, por todos conocida como “Quela”.
En noviembre pasado, tuvo lugar la presentación del libro “Relatos de Folklore”, desde Pehuajó, Pago Hernandiano”, en el particular ámbito del salón blanco municipal, donde se dieron cita familiares, amigos, ex alumnos y protagonistas del quehacer folklórico de varias décadas.
Y tuvo matices y sensaciones muy especiales. Al decir de Quela: “Presentar una obra tan peculiar frente a mi familia y junto a un público numeroso y afectuoso, no fue tarea sencilla. A cada instante me invadían los recuerdos. Fue notorio el interés del público, donde nos halaga con su silencio y aplausos”.

MÁGICO CLIMA
Ahora, más relajada y reflexiva, la autora afirma: “Se percibe un clima casi mágico, cuando Laura Moreno lee las palabras tan sentidas del prólogo y luego el expresivo relato de Nora Raina, cargado de anécdotas junto a sus hermanas de corta edad, como el bullicio de las clases en la casa, los preparativos para acompañarme a distintos eventos. Y más, escucho sus palabras, entorno mis ojos y con mucha emoción, revivo esas imágenes”.
El rostro de Quela se ilumina, se regocija íntimamente. Son muchos años de lucha, de esfuerzos y de sacrificios para proyectar y sustentar su profundo y sincero amor por el folklore a través de la danza. Destaca y agradece: “la deferencia hacia mi persona, de los amigos y músicos Félix Boses, Tito Gómez y Héctor Llanos por el excelente homenaje musical”, tres exponentes de la cultura pehuajense que compartieron horas, kilómetros y ricas experiencias junto a la “profe”.

 DE LA MANO DE MAMÁ

Quela desde la cuna materna cultivó su apego a la danza nativa o tradicional. “Mi madre era amante de la música folklórica, como buena santiagueña, ella me enseñó los primeros pasos”, evoca una etapa decisoria en su vocación. Muchos pehuajenses que pintan canas recordarán los encuentros de canto, música y danza, en la casa de los Guado sobre la calle Esteban Zanni. Se vivía el folklore, se respiraba folklore.
La semilla plantada por la talentosa profesora germinó de manera muy positiva y el movimiento folklórico tuvo efectos multiplicadores, que se manifiestan aún en la actualidad. “Siempre trabajé para que eso sucediera, tanto en Pehuajó, como en una amplia zona bonaerense”, señala y remarca que siempre cultivó y difundió las danzas tradicionales: “En la Escuela de Danzas se aprenden todas las danzas tradicionales del país, en mi caso la región pampeana o surera es la que más divulgo”.
Luego incursionarían en el país las denominadas danzas de proyección con otros matices y características. Raquel Guado considera en tal sentido que “la danza de proyección, es una tarea meticulosa, es substraer coreografías tradicionales de una región y luego proyectarlas en otro ámbito, a veces se interpretan equivocadamente”.

SIGUE EL ZARANDEO
Al referir la constante generación de grupos danzantes, indudablemente fruto de su prédica y enseñanzas, se exterioriza una satisfacción muy especial. “A Dios gracias, hasta el día de hoy eso sucede”, acota Quela y valora que Pehuajó haya sido siempre puntal en folklore. “Sobre danzas folklóricas soy la primera profesora, egresada de la Escuela de Danzas Tradicionales, dependiente del Ministerio de Educación de la Provincia. En la parte musical hubo y tenemos grandes formadores. Pehuajó siempre ha sido un amante de la buena música, y la cadena es cada vez más larga, con excelentes intérpretes”.
Ha pasado más de medio siglo y la actividad no se detiene. No hay retiro a la vista. “Continúo por el mismo camino, tranquila, feliz, llevando adelante con dos profesoras, Mirta Boses y Cristina Cocconi, el Taller de Danzas Tradicionales para adultos “Estero Profundo”. Soy una agradecida a la vida y a mi familia; siempre pude realizar y transmitir lo que tanto quiero, el folklore. El dejar de bailar, no tiene fecha. Eso lo decide el almanaque…”, concluye sonriente y feliz.

UNA ANÉCDOTA
-“Sinceramente luego de cincuenta años y algo más, es difícil elegir, pero una anécdota, sería cuando fuimos con el conjunto de la peña El Cimarrón, al 1º. Festival de Santos Vega, a General Lavalle, año 1964, en un destartalado micro, que tardamos 15 horas, llegamos a paso de hombre… ni las mujeres nos salvamos de empujar”.

UN MOMENTO
-“Un momento… cuando se logra el 1º Festival Folklórico Pampeano”.

UNA ETAPA
-“La mejor etapa 1966 a 1977, la Delegación Oficial de la Secretaría de Cultura con los integrantes del Conjunto de Danzas Sureras de la Escuela Municipal “Pablo Espeleta” donde se actúa en grandes eventos a nivel provincial y nacional, llevando el nombre de Pehuajó Pago Hernandiano”.


PING PONG
-¿Un deseo?: “Que no se pierda la cultura tradicional”.
-¿Un rencor?: “Desagradable palabra”.
-¿Una esperanza?: “Continuar difundiendo nuestro folklore”.
-¿Una gratitud?: “La distinción como Personaje Destacado del Partido de Pehuajó”.
-¿Una ingratitud?: “Cuando cerraron la Escuela Municipal”.
-¿Un amor?: “La familia”.
-¿El folklore?: “Continuar investigando”.
-¿Las danzas?: “Bailarlas”.
-¿Pehuajó?: “Mi querida ciudad”.
-¿Raquel Guado?: “Auténtico profeta en su tierra”.
Compartir en Google Plus

0 comentarios:

Publicar un comentario