Alberto Podestá: “Desde que tengo memoria me gusta escribir”

Nació un 25 de julio en Caballito, pero las circunstancias de la vida lo radicaron en Pehuajó. Es arquitecto y escritor. En 2005 participó de la fundación del Círculo Pehuajense de Escritores y Lectores de Pehuajó. Hablamos de Alberto Podestá. Un apasionado de las letras. Un amante de las palabras.



El invierno de 1943 le dio la bienvenida al mundo en el barrio porteño de Caballito. Alberto José Luis Podestá (73) vivió en Capital Federal hasta enero de 1972, fecha en la que partió hacia suelo bonaerense. Pehuajó se convertiría en su lugar en el mundo.

Empezó a leer y escribir de pequeño. Su tía Juanita, maestra de primeras letras, le enseñó a leer con el libro ‘Upa’ antes de entrar a primer grado. Desde ese día no paró de leer. “Primero fueron los libros troquelados, después la Colección Robin Hood, Corazón y David Cooperfield –ambos fueron regalos que recibí en mi Primera Comunión- después mi padre me compró una colección de las obras de Julio Verne que devoré”, recuerda.

La escuela primaria le permitió descubrir “a Tom Saywer, La Cabaña del tío Tom, Robin Hood y tantos otros libros de aventuras que eran de lectura habitual entre los niños de esa época”. Además de esos libros, asegura que “gravitaron de manera importante en mi formación literaria las revistas de historietas y las novelas de cow-boys y policiales”.

Las lecturas aumentaron y comenzaron a llegar las ganas de escribir. Al respecto, afirma: “Desde que tengo memoria me gustó escribir, mi primera incursión en este mètier fue nada menos que una novela ambientada en el África, seguramente influenciado por la escucha de las aventuras de Tarzán que se emitían diariamente la hora de la leche. La comencé a escribir en unos cuadernos Rivadavia pero nunca la terminé. Después escribí algunos cuentos, algunas crónicas de mis viajes de mochilero y los infaltables poemas adolescentes. Todo eso absolutamente olvidable y convenientemente destruido”.

GUSTOS Y GÉNEROS
A Podestá no le gusta atarse a un tipo de lecturas.. Él lo lee todo. Nunca limitó sus elecciones, por el contrario “he leído de todo, ya fuese por obligación académica, por el simple gusto de leer o por curiosidad”.

“Habitualmente tengo comenzados dos o tres libros que voy leyendo en distintos momentos del día. Antes me sentía obligado a terminar lo comenzado. Ahora, siguiendo el precepto de no hacer algo si no es placentero u obligatorio, no vacilo en interrumpir una lectura si no es de mi agrado”.

Al referirse a los géneros literarios elegidos para escribir, el poeta pehuajense explica que sus primeras publicaciones fueron artículos sobre arquitectura y notas de opinión e interés general en diarios y revistas. Además, publicó en el Diario Noticias, de Pehuajó, en el Diario Río Negro y su revista de los domingos, en la revista del Instituto Argentino de Investigaciones en Historia de la Arquitectura y en algunas otras publicaciones periódicas. “En ficción mi género preferido es el de los cuentos y microcuentos aunque también incursiono tímidamente en la poesía”, sostiene.

RECORRIDO Y TRAYECTORIA
La primera vez que envió un cuento a una editorial fue seleccionado y publicado. Fue el cuento “Fin de año”, elegido y publicado por Editorial Dunken. “Eso me entusiasmó -señala Alberto- para seguir enviando mis obras a concursos y editoriales con suerte diversa pero generalmente con buenos resultados, siendo así que tengo obras publicadas en numerosas antologías nacionales e internacionales”.

El escritor ya publicó cinco libros de cuentos y poemas. El primero se llamó “Unos Cuantos Cuentos”. Le siguieron “Tetralogía de Amor y Carnavales” y “de Lluvias y Lloviznas”, los tres publicados por Editorial de las Tres Lagunas. Además con el sello de “Ediciones del Círculo”, salieron a la luz “Puntos de Vista” y “Siete Cuentos Bastante Cortos y unos versos de yapa”

“Escribo prima facie para satisfacer mi necesidad de hacerlo y si quienes eventualmente me leen encuentran satisfacción en ello me siento muy complacido. Trato de transmitir lo que pienso sobre los temas que abordo”, nos confió Podestá.

PREMIOS Y RECONOCIMIENTOS
A lo largo de su trayectoria, Podestá obtuvo primeros, segundos y terceros premios y numerosas menciones en certámenes nacionales e internacionales. “Después de un lapso de dos o tres años sin presentarme a concursos por estar abocado a la organización de La Pluma de Plata y a mi actividad como Jurado en Juninpais y en certámenes del Círculo, he reiniciado la práctica de la competición estando en este momento a la espera de resultados”.

EL FUTURO EN LA ACTIVIDAD
“Quiero seguir seguir leyendo, escribiendo y dentro de mis posibilidades seguir promocionando la actividad literaria desde el Círculo”.
“Alguien dijo que… ‘Antes de sentarse a escribir es necesario pararse a vivir’. Mi historia de vida, que no viene a cuento, y las múltiples actividades que he practicado a lo largo de más de siete décadas creo que me autorizan a sentarme, esperando que, parafraseando al poeta, cuando llegue la inspiración para escribir me encuentre trabajando en ello”.

PEHUAJÓ Y LA LITERATURA
“Nuestra ciudad nació signada por la literatura cuando sus calles y plazas fueron bautizadas con nombres de poetas y escritores. Es larga la lista de hombres y mujeres pehuajenses que se dedicaron y dedican a las letras y no es este el lugar indicado para desarrollarla”.

“Desde que fundamos el Círculo Pehuajense de Escritores y Lectores el 5 de mayo de 2008 se han puesto de manifiesto una gran cantidad de cultores de la literatura, que antes realizaban una callada labor y ahora son conocidos a través de su obra y su participación en numerosos certámenes literarios”.

PING PONG
-¿Un deseo?: “Continuar gozando de mi paz interior y de momentos de felicidad”.
-¿Una frustración?: ”Algunas cosas que no hice”.
-¿Una esperanza?: “Poder hacer alguna de ellas”.
-¿Una alegría?: “Todos los días hay algo para alegrarse”.
-¿Un dolor?:  “Las ausencias”.
-¿Un rencor?:  “La ingratitud”.
-¿Un amor?: “Mi mujer”.
-¿Un amigo?: “Pocos pero buenos. Si nombro a uno los otros se ponen celosos”.
-¿Un hobby?: “He disfrutado de varios”.
-¿Un libro?: “Idem anterior”.
-¿Un escritor?: “¿Sólo uno? Borges”.
-¿Pehuajó?: “Mi lugar”.
-¿Alberto Podestá?: “No soy quien para opinar de él”.

Las Motivaciones
A veces me dan ganas de leer algo que trate en forma amena tal o cual tema y me atrape por un rato, me incite a seguir leyendo desde la primera frase, me entretenga durante el desarrollo y me sorprenda con un final inesperado.
Seguramente alguien, en algún momento de la historia, ha escrito lo que quisiera leer.
Pero, a veces, no tengo ganas de buscar en las bibliotecas, o no las tengo a mano.
Entonces simplemente escribo un cuento.
Y después me lo leo.
Compartir en Google Plus

0 comentarios:

Publicar un comentario