Lo soñó, lo logró, lo vivió

Es un símbolo de la institución. Hugo Tolosa es “un pibe de la casa”. Creció en el club y vistió la camiseta en cientos de partidos. Debutó en la década del 90 y fue campeón liguista en tres oportunidades. Arquero, ídolo y figura del más ganador de Pehuajó.



Debutó en la primera de Defensores en 1996. Tenía apenas 15 años. Esa temporada integró el plantel del campeón liguista que dirigió Pablo Zurro. En 2003 logró su segundo título de la LPF con el azulgrana, y tras varios años fuera del club, volvió a festejar en la última edición del torneo.

Hablamos de Hugo Emmanuel Tolosa, el arquero del campeón de la Liga Pehuajense de Fútbol 2015, que a los 34 años sumó otra estrella a su rica trayectoria en el fútbol doméstico. Actualmente, está radicado en Junín donde trabaja como empleado del Poder Judicial, pero su amor por el Defe no cesó a pesar de los kilómetros de distancia.

Tolosa comenzó su historia en el azulgrana cuando tenía 8 años en las divisiones infantiles. “Tuve como técnico a ‘Cortito’ Vicente en inferiores. Como todo niño que se inicia en este deporte tan apasionante pasa por varios puestos hasta que el destino y algún técnico con buen ojo o con algún faltante en cierto puesto te coloca en el arco”, destacó el futbolista a la revista Mirá Pehuajó.



Su reflexión no es casual. Vivió esa experiencia en carne propia. “Hasta la categoría de sexta división jugaba de enganche, hasta que un día nos faltó el arquero y decidí ir yo al arco, y de ahí no salí más. Jugué en quinta y luego de la mano de Pablo Javier Zurro debuté en primera división”. Fue en 1996, año en que Defensores del Este se consagró campeón. A pesar de integrar el equipo, Tolosa no toma como propio ese logro: “No me siento parte de impresionante plantel, solo jugué un partido. Lo festejé y lo sentí como hincha”.

Desde 1997 el guardametas pehuajense defendió los colores del más ganador del liguista hasta su partida, a préstamo, a Atlético de Mones Cazón, único club de la LPF en el que jugó además del Defe. Tras su paso por tierras monescazonenses, Hugo retornó a su casa, a la institución de sus amores, y volvió a gritar campeón en 2003.

En la temporada 2008 jugó sus últimos partidos en el conjunto azulgrana antes de emigrar al fútbol de Carlos Casares, donde también se convirtió en ícono del club Atlético de esa ciudad bonaerense. “Ahí jugué dos años a préstamo y luego el club compró el pase definitivo. Es un club al que le tengo un gran cariño por lo grande que es y por la calidez humana de su gente”, señaló.

VOLVER PARA SER CAMPEÓN



Imaginó su vuelta desde el primer día que dejó el Defe. Soñó cómo sería su retorno, que finalmente se dio en 2014. Ese año no logró su objetivo, pero se hizo posible en la última temporada. Hugo Tolosa fue el arquero del campeón del Liguista 2015, que condujo Julio Galeano.

“Volví al club porque soy hincha y porque no hay nada más lindo que proponerse objetivos ambiciosos. Ese objetivo era el de salir campeón. El año pasado no se pudo pero gracias a la comisión directiva, a mi amigo personal Guille Irrazábal quienes volvieron a confiar en mí, y gracias a Dios, este año pude volver y ser parte de este gran grupo de personas, excelentes jugadores, buen técnico, gran comisión directiva y un pueblo defensorista que se merecía este gran campeonato”, explicó.

Y agregó: “Defensores es muy importante en mi vida futbolística. Es mi casa, es mi lugar, realmente me siento cómodo defendiendo el arco del azulgrana, que para un puesto tan único y a su vez tan ingrato, es fundamental sentirse a gusto en el arco que te toca defender, y en Defe siento eso”.

“EL MEJOR PLANTEL QUE INTEGRÉ”



Tras derrotar a Atlético Maderense en la gran final, el azulgrana pehuajense ratificó su condición de más campeón del fútbol local y obtuvo su título número 16. Al analizar esa gesta, Tolosa fue contundente: “La LPF 2015 la viví con mucha responsabilidad tratando de dar todo de mí. Sentía que la gente que confió en mí se lo merecía, y habiendo conseguido el título realmente uno siente la sensación del deber cumplido y una felicidad inmensa”.

“Este año fue el mejor plantel que integré. Fue el que mejor jugó, el que más intentó. Creo que en el fútbol actual tiene más chance de ganar el equipo que propone, que ataca y no aquel que solo se defiende. Este año Defe fue eso, un equipo vertical con posesión de pelota que propone todo el tiempo”.

Con respecto sus próximos objetivos en el fútbol, afirmó que su idea es “seguir jugando un par de años más, creo que puedo seguir dando cosas al fútbol. Ojalá sea en Defe o Atlético de Casares, y sino el que sea, pero con la convicción que sea el club que sea, me voy a entregar al máximo. Me gusta salir campeón”.

Para finalizar, el futbolista agradeció y destacó el apoyo recibido durante toda la temporada: “En especial a mi familia que está compuesta por dos hijos hermosos, una mujer espectacular que me apoya en todo. Además a mi vieja y hermano que están siempre, y obvio a la comisión directiva y al pueblo de Defe gracias, muchas gracias, y salud, Campeones”.

LAS 16 ESTRELLAS DEL DEFE
*1952 *1955 *1956 *1957 *1958 *1959 *1962 * 1973 * 1974 * 1975 * 1989 * 1991 * 1992 * 1996 * 2003 * 2015

PING PONG
¿Un deseo?: “Torneo argentino y bicampeonato”.
¿Un recuerdo?: “El campeonato 2003”.
¿Una gratitud?: “Ser arquero”.
¿Una ingratitud?: “Ser arquero (primer gol de Madero)”.
¿Un amor?: “Mi familia”.
¿Un ídolo?: “No tengo”.
¿Un futbolista?: “La entrega de Mascherano”.
¿Un arquero?: “Hugo Pizarro”.
¿La LPF?: “La mejor liga de muchos kilómetros a la redonda”.
¿Pehuajó?: “El lugar que me vio nacer y crecer. Que me gusta visitar”.
¿Defensores del Este?: “Sinónimo de buena gente y el más ganador”.
¿Hugo Tolosa?: “Un buen tipo”.

Fotos: archivo personal de Hugo Tolosa y otras extraídas del perfil de Facebook de Dany Yago
Compartir en Google Plus

0 comentarios:

Publicar un comentario