“El deporte en mi vida es todo”

Guillermo Camusso (35) es bioquímico y un ícono del deporte pehuajense. Triunfó en el tenis adaptado a nivel mundial y, junto al polista Andrés Gazzotti, es uno de los dos competidores locales que participó en pruebas olímpicas.



Es fanático de la competencia. Comenzó a practicar tenis adaptado a fines del 2004. Los inicios fueron impensados. Guillermo nunca había visto el juego pero le gustó la idea de probar. Navegó en Internet, encontró un teléfono y llamó. Le interesó la propuesta, un sábado viajó al CENARD e inició su carrera.

A lo largo de los años supo construir una exitosa trayectoria deportiva, que lo llevó a participar en competencias nacionales e internacionales. Triunfó en varios torneos y formó parte de la delegación de la Selección Argentina en mundiales y en los Juegos Paralímpicos Beijing 2008. Además, obtuvo la medalla de bronce en los Juegos Paraparamericanos de Río 2007. Algunos problemas de salud y falta de tiempo por la actividad laboral, lo alejaron de las competencias.

En diálogo con Mirá, el pehuajense evaluó su carrera deportiva: “Fue muy abrupta, donde todo se fue dando rápidamente. Todo proceso requiere de un tiempo, y creo que el mío fue corto. Para formar campeones se necesita de muchos años. Mi lesión en el codo acortó los plazos”.



“Creo que aún no soy consciente de ser uno de los dos pehuajenses que participó en competencias olímpicas. Sé que soy un privilegiado de haber estado, pero lo busqué, lo luché, nadie me regaló nada, y tuve mi premio… los esfuerzos son recompensados”, aseguró Camusso.

Al mismo tiempo, el tenista destacó la importancia del deporte en su vida y resaltó sus gustos por la competencia. “El deporte en mi vida es todo. Me ayudó a desarrollarme, a sociabilizarme, a ser compañero, a compartir y por sobre todas las cosas, a superarme día a día”, expresó.

Y al indagar en sus logros deportivos, añadió: “Siempre me gustó la competencia, y fue la competencia la que me puso donde tenía que estar. No sé si me lo imaginaba o no, me tocó y estoy orgulloso de lo que hice. Solo me queda la espina de no saber qué hubiese pasado si no me lesionaba el brazo ya que me lesioné en mi mejor momento”.

Su vida continúa, y continuará, ligada al deporte. Así lo desea Guillermo, y es el objetivo que se fijó: “Siempre estaré vinculado con el deporte. La bioquímica me saca mucho tiempo, pero le hago un lugar al deporte en mi vida”.

NACIÓ LA ASOCIACIÓN CIVIL “ESPIRAL”
Foto: Diario Noticias de Pehuajó.
Guillermo integra un grupo de pehuajenses que decidió crear una organización “sin ánimo de lucro” y “sin vinculación con partidos políticos”, orientada a colaborar en el desarrollo de las personas con discapacidad motriz. Las experiencias, el conocimiento y las historias vividas por un grupo de personas encontraron un cauce para desarrollarse emprendiendo así un proyecto vital.

Fue Camusso quien comenzó a germinar la idea cuando su propia historia y la de gente cercana, con experiencias similares y necesidades reales hizo fuerte un sueño que estaba dormitando, esperando el momento justo para despertar.

“Es una asociación civil que busca el desarrollo, la independencia, la socialización de una persona con discapacidad a través del deporte, la cultura y la ciencia. ¿De qué forma? Armando áreas de trabajo con gente idónea que marque el camino”, explicó el pehuajense.

Y agregó: “Se creó por una necesidad. Había una chica que necesitaba una silla para jugar tenis y decidimos que era mejor hacer algo más completo que solo comprar una silla. Y desde ahí fueron surgiendo muchas ideas”. Espiral nació hace nueve meses y hace semanas fue presentada en sociedad.

Además de Camusso, integran la comisión los pehuajenses Fernando Reynolds, Luis Carretero, Agustín Vieytes, Miriam Mon, Florencia Raina, Josefina Peña, María Teresa Cadorin, Alberto Torres, Lidia Del Arco, Carolina Galian y Guillermo Ornat.

Dentro de la asociación ya está creada el área de tenis adaptado, que “tiene íntima relación con la Asociación Argentina de Tenis Adaptado, lo cual nos permite tener a los profes capacitados, nos darán materiales como sillas para jugar, y también vamos a poder ir a entrenar al CENARD para lograr mayor desarrollo”.

“La idea es ir de a poco, entendemos que hay que hacer pasos cortos pero firmes. Hay muchas cosas que hacer, pero todo en su tiempo y forma”, concluyó.

PING PONG
-¿Un deseo?: “Cumplir mis objetivos”.
-¿Un recuerdo?: “Mi infancia”.
-¿Una gratitud?: “Mi familia”.
-¿Una ingratitud?: “Prefiero mencionar lo grato”.
-¿Un amor?: “Tengo muchos: mi novia, amigos, el deporte, mi trabajo, Racing. Todos distintos pero fundamentales en mi vida”.
-¿Una esperanza?: “Espiral”.
-¿Un ídolo?: “Roger Federer”.
-¿Un deporte?: “Sky?
-¿Asociación Espiral?: “Inclusión, desarrollo, independencia”.
-¿Pehuajó?: “Mi lugar”.
-¿Guillermo Camusso?: “Alegría”.
Compartir en Google Plus

0 comentarios:

Publicar un comentario