Las voces femeninas del campeón

Lo siguieron todo el año, de local y visitante. Vivieron momentos tristes y jornadas de sonrisas. Y al final, lloraron. Lloraron de emoción, de alegría. Son fanáticas de Deportivo Argentino. Son fanáticas del fútbol doméstico. Cinco testimonios azules cargados de pasión y amor por la camiseta.



La primera división de fútbol del club Deportivo Argentino se consagró campeona en la última edición de la Liga Pehuajense de Fútbol y las cinco hinchas azules estallaron de felicidad. Sus gritos y aliento tienen el mismo valor que un gol del Pampa Sosa, una tapada brillante del Gato Díaz o un desborde del Fede Peredo. Ellas siempre están y los jugadores lo sienten.

Son Cristina, Cecy, Graciela, Andrea y Paula. Tienen una cosa en común: aman a Deportivo Argentino. Por el club de sus amores dan todo. Sus domingos son exclusivos para el equipo azul. Ese día se paraliza el mundo y sus corazones están en un solo lugar: con ellos, con los once jugadores que salen a defender los colores de su pasión.

Al destacar el testimonio de cada una de ellas, Mirá se propone homenajear al hincha de fútbol. A todos los fanáticos del deporte lugareño que dejan sus actividades habituales para vivir horas únicas y entregar al corazón.

CRISTINA PAOLOCÁ DE ZANNI: “Lloré mucho abrazada a mi hija y con la camiseta en mano”
Heredó su amor por el azul. Su padre ocupó varios cargos en diversas comisiones directivas y hasta fue presidente del club, siendo uno de los gestores del gimnasio de calle Alem. Cristina Zanni (63) lleva al Depo en la sangre: “Significa todo en mi vida. Mi amor por el club nació por mis padres, me crié en ese barrio”. Además su hermano jugó en la primera de fútbol y su hijo es actualmente profesor de la Escuelita de Fútbol y preparador físico de la disciplina patín.

Cristina no va a la cancha ni escucha los partidos por radio. “Es por cábala. Es más el último me avisó una amiga que salieron campeones y mi hijo me manda un mensaje cuando mete un gol mi querido Depo”, comenta. Y al recordar la reciente gesta azul, asegura que la vivió “sufriendo como todo hincha” y que significó “una gran alegría. Lloré mucho abrazada a mi hija y con la camiseta en mano”.

Ídolo actual: “Julio Díaz”.
Ídolo histórico: “Hubo muchos, no puedo nombrar a uno cuando todos se jugaban por la camiseta”.

CECY URIOLI: “Deportivo significa muchísimo en mi vida”
La rutina del domingo no se negocia. Se levanta temprano, almuerza en familia y coordina con sus amigas para ir a la cancha a alentar al Depo. El amor de Cecy Urioli (27) por el equipo azul nació en la adolescencia, “por un novio que tenía que jugaba en el club”.

“Él me transmitió esa pasión por el fútbol, y al pasar de los años fue naciendo una pasión por el Depo que ahora es un sentimiento que tiene todo mi familia”, señala, y añade que “Deportivo significa muchísimo. Tiene que ver con muchas de las cosas que hago o dejo de hacer, casi todo es en función de eso. Ya que no es sólo el domingo ir a la cancha sino en la semana, durante todo el año..”, afirma.

Al referirse al título de la LPF 2014, asegura que el título “dejó una alegría inmensa, muchísima felicidad; era algo que merecían por las garras que habían puesto, fue año que tuvo momentos muy buenos, pero tuvo momentos malos también, y se pudieron revertir. Es un regalo para todos los hinchas que bancamos al equipo a pesar de todo”.

Ídolo actual: “Sebastián Collado”.
Ídolo histórico: “Julio Díaz”.

GRACIELA SERAFINI: “Es un sentimiento muy profundo y se siente en la piel”
La invitación de una amiga a la cancha cambiaría para siempre la actividad de sus domingos. Desde ese día, Graciela Serafini (45) tiene una “cita imperdible” con Deportivo Argentino. “Es un sentimiento muy profundo, es algo inexplicable, se siente en la piel”, asegura.

Su pasión por el equipo azul viene desde su familia. “En mi casa que tenían de ídolo al Caracol Paredes y mis amigas eran todas de San Martín, así que siempre iba con ellas pero mi corazón estaba en Depo. Hasta que un día otra de mis amigas que era de Depo (Doris, prima de Julio “Gato” Díaz), me dice vamos a la cancha a ver a Depo y así todos los domingos fue una cita imperdible”.

El día del partido se levanta “bien”, pero “a eso de las 11 más o menos me atacan los nervios a full hasta la hora del partido. Si perdemos que nadie me cargue ni diga nada porque quedo de muy de mal humor, y si ganamos, canto y estoy feliz”.

Al revivir las finales con Atlético KDT, Graciela es contundente: “Fueron un conjunto de angustia, ansiedad, pero siempre creyendo en el equipo a pesar que se sabía a quién se enfrentaba y que ya veníamos escuchando a todos ‘el tri de KDT’. Yo decía vamos a ganar, a demostrar que se podía con esfuerzo y poniendo el corazón y alma en la cancha”.

Ídolo actual: “Sebastián Collado”.
Ídolo histórico: “Julio Díaz”.

ANDREA MIGUEL: “Deportivo es una familia”
Su madre y su hermano le inculcaron el amor por el Depo. “Mi mamá me hablaba de Depo hasta que empecé a ir a la cancha y descubrí que Depo es una familia y no me fui más”, comenta Andrea Miguel (29).

“Depo en mi vida significa mucho. Mis amigas y amigos ya saben que no cuentan conmigo los domingos; mientras ellas están en el parque yo estoy en la cancha alentando al Depo. Todos los domingos son así para los que les gusta el fútbol”.

Andrea tiene “un montón” de cábalas y a medida que fueron pasando los partidos finales, “algunas iban cambiando”. “Tenía una que era desearle suerte al Seba Collado un día antes del partido por Facebook, y otra era compartir una foto del equipo y dedicarles unas palabras de aliento la mañana antes del partido”.

Al hablar de las finales liguistas, Andrea afirma haberlas vivido “re tranqui”, y añade: “Tenía miedo no te voy a negar pero llegue a la conclusión que cuando cada vez estaba nerviosa perdía, era como un presentimiento de que iba a ganar”.

“El título me dejó una alegría inmensa ya que todo el mundo nos daba por muerto, por cómo nos había ido durante el año y cómo fue la final. Les doy infinitas gracias al equipo por este campeonato”.

Ídolo actual: “Sebastián Collado”.
Ídolo histórico: “No tengo pero mi mamá me ha dicho que El Caracol Paredes jugaba bien. Además de Salgueiro y los hermanos Martínez”.

PAULA HERNANDO: “Es parte de mi familia”
Forma parte de la Banca del Saladero y es cantinera del club. Los domingos son especiales para Paula, y el asado nunca falta. “Pasamos momentos hermosos, compartimos la tarde hasta la hora del partido, luego arrancamos en caravana hasta la cancha... Nos gusta llegar temprano para ambientar nuestro espacio, colgar banderas, etcétera, y la banda se acomoda con todos sus bombos y redoblantes”.

“Depo es parte de vida, es parte de mi familia”, señala Paula, y al analizar la reciente definición liguista, sostiene que las vivió con “nervios, ansiedad y con muchísima confianza”. Afirma que lo vivido al ganar el nuevo título “es algo inexplicable... ¡cuánta alegría! Siento que es un gran premio por todo lo que hemos pasado, por el aguante y porque nunca hemos dejado de alentar”.

“Hemos tenido malas rachas y sin embargo siempre firmes porque somos una banda que no abandona y que acompaña. Eso ayuda muchísimo a los jugadores. Nosotros jamás dejamos de alentar, y nunca insultamos o arrojamos cosas a nuestros jugadores. Al contrario, alentamos porque eso los incentiva. Le demostramos todo el año que estamos en las buenas y en las malas. Deportivo es una gran familia”.

Ídolo actual: “Sebastián Collado y Tomás Arive”.
Ídolo histórico: “Ninguno en particular”.
Compartir en Google Plus

0 comentarios:

Publicar un comentario