Trucos para un cabello sano


Tu cabello necesita toda tu atención y cuidados distintos, ya sea seco, teñido, con caspa o incluso normal. Para ir directo a la raíz de tu problema, empieza por detectar cuál es tu tipo de cabello. He aquí algunos consejos prácticos para lograr mantenerlo precioso.

1. Lava, seca y peina con suavidad. Frotarte el pelo con fuerza al lavarlo no le hace ningún bien. Tratarlo con cariño, masajeando suavemente con la yema de los dedos todo el cuero cabelludo para eliminar grasa, sudor y mugre. Todos los tipos de pelo necesitan un acondicionador y un tratamiento hidratante semanal.

Desenrédalo con cuidado para que no se rompa, de ser posible hazlo en la regadera con el acondicionador puesto y con los dedos en lugar de peine. Enjuagarlo es clave para aportarle brillo, hazlo con agua fría. Para secarlo, sólo envuélvelo en la toalla para absorber el exceso de humedad.

2. Hazte un buen corte. No vayas a la peluquería sólo en casos extremos, córtate las puntas cada dos meses para que no se abran y el pelo crezca con más fuerza.

3. Dale más brillo. Aplícate una de estas dos magníficas mascarillas naturales. Lava tu cabello, elimina el exceso de agua, aplícale leche condensada, déjala actuar 10 minutos, luego enjuágalo y pásale por encima un cubo de hielo. Otra opción: aplícale al cabello aceite de germen de trigo, déjalo durante la noche y a la mañana siguiente lávalo, y aplícale un chorro de vinagre de manzana.

4. Acaba con el exceso de grasa. Contrarresta la grasa lavándolo con un poco de levadura de cerveza mezclada con el champú, enjuagándolo con jugo de limón.

5. Dile adiós a la resequedad. Aún causada por tintes, un buen remedio natural es aplicarte una mezcla de dos yemas de huevo, una cucharadita de ron y otra de aceite de ricino; déjala actuar 10 minutos y enjuágala.

Gentileza: GA Pelukero
Fuente: http://www2.esmas.com/

Compartir en Google Plus

0 comentarios:

Publicar un comentario