El exitoso camino del “niño inventor”

Realizó sus estudios primarios y secundarios en la Escuela Sarmiento y el ex Colegio Nacional, respectivamente. Se graduó de Ingeniero Civil e Ingeniero en Construcciones en la Universidad Nacional de La Plata. Gustavo Napurí tiene 55 años y relató a Mirá los inicios en la profesión, sus experiencias laborales y destacó el acompañamiento de su familia.

De chico fabricaba botes para navegar en La Salada. Su madre lo definía como “mi hijo, el inventor”. Gustavo pasaba sus horas creando objetos, en el barrio, junto a su grupo de amigos. Inventaban desde carros a vela a zancos de madera. Y su pasión por la vida náutica, lo llevó a anotarse en la Escuela Naval de Río Santiago en La Plata.

“Cuando terminé la secundaria, di el examen de ingreso a la escuela naval, la misma que al terminar los años de estudios realiza la vuelta al mundo en la Fragata Libertad. Eran años donde más de 3000 aspirantes se presentaban para ingresar y algunos daban hasta por segunda vez los exámenes que eran muy rigurosos”, recordó Napurí.

El pehuajense superó las primeras instancias pero finalmente no pudo acceder a la selección final, y de inmediato, sin perder tiempo, en el año 1972 se anotó en la Facultad de Ingeniería de la Universidad Nacional de La Plata “dado que los números y las ciencias exactas eran lo que más me gustaban”.

Ese año ingresaron 400 alumnos y sólo 50 terminaron las carreras universitarias: Ingeniería en Construcciones (5 años) e ingeniería Civil (6 años). Gustavo destacó aquel “grupo unido” e indicó que “lo integraban chicos de todas partes del país, algunos de La Plata, Mar del Plata, Entre Ríos, Neuquén y muchos del interior de la provincia”.

EL PASO POR VIALIDAD
Napurí egresó en 1984 y vivió momentos complicados para “encontrar trabajo como ingeniero”. “A mi promoción le tocaron todas difíciles. Aspiraba irme del país. Hice algunos intentos por intermedio de embajadas pero todo era muy complicado”, aseguró, y señaló: “Nunca pensé radicarme nuevamente en Pehuajó pero tenía un trabajo asegurado en la Dirección Provincial de Vialidad zona VIII”.

Durante esos años en Vialidad de Pehuajó no había ingenieros civiles ni ingenieros en construcción, entonces Gustavo fue contratado en 1986, junto al ingeniero Marcelo Pagella. “En esta repartición pasé unos de los mejores cinco años de mi vida, encontré un grupo humano excelente, con el que actualmente sigo en contacto, siendo mi actual socio en el área particular alguien con el que trabajé durante esos 5 años, el señor Raúl Paties”, narró Napurí.

Más títulos de la entrevista...

GENERAR OBRAS PARA EL FUTURO

“LOS PADRES NOS DIERON TODO”

“UNO CREE QUE EL TIEMPO NO PASA”

LA FAMILIA, FUNDAMENTAL

Si querés leer la nota completa, pedí tu ejemplar a mirapehuajo@yahoo.com.ar o mandanos un mensaje privado en nuestro Facebook: facebook.com/mirapehuajo
Compartir en Google Plus

0 comentarios:

Publicar un comentario