Un “niño grande” que dibuja y se desconecta del mundo




Humilde, de andar cansino y pensante, es otro de los artistas pehuajenses que trabaja y produce en silencio. Consciente de sus apetencias, incursiona en diversos géneros del dibujo y prioriza su inclinación por la historieta dando rienda suelta a la creatividad. Darío, quien se autodefine como “niño grande y sicótico”, habla de sus referentes y puntualiza sus fuentes de inspiración, la rutina creativa y aboga por la concepción de un estilo personal.


Dibuja desde muy pequeño. Darío Alonzo es pehuajense y se autodefine como un “dibujante amateurs”. El artista manifiesta que dibuja desde que tiene “uso de razón”, pero asegura que al cumplir dieciocho años notó que hacer historietas sería parte de su vida.

“Claudia Vacas, tuvo mucha influencia. Fue mi profe de dibujo desde la niñez y la que me acercó a ese mundo. Actualmente tenemos una gran amistad, pasamos muchos momentos buenos y malos juntos. Cada vez que nos vemos… ¿De qué tema hablamos? Obviamente de comic e ilustradores”.

A los treinta y cuatro años, Darío afirma que “dibujar es un cable a tierra. Cuando me siento frente al tablero me desconecto del mundo. Es una terapia… Más allá que lo haga como un trabajo. Que mejor placer de trabajar de lo que te gusta”.

El pehuajense encontró “la posibilidad de contar historias en imágenes” en el arte de dibujar. “Algo muy parecido a lo que hacen los cineastas, con la diferencia que yo nunca voy a tener problemas con el elenco. Je, je, je. Además me permite utilizar a los personajes para decir cosas que nunca diría o haría. Por ejemplo en la tira “El Sargento” (historieta de humor negro), el protagonista es el estereotipo del militar norteamericano, racista y machista. Entonces en su boca “pongo” ideas que nunca me escucharías decir… Me gusta mucho el “humor acido”, provocativo”.

-¿Cuál es tu objetivo dentro del movimiento artístico?
-Crecer, poder lograr un estilo personal. Que las personas puedan identificar mis dibujos con solamente verlos. Para un artista, ser reconocido por su obra, es la culminación del esfuerzo de toda una vida.

-¿Cuáles son tus especialidades, puntos fuertes o gustos dentro del dibujo?
No tengo una especialidad. Por lo general dibujo historietas, y me gustan todos géneros (ciencia ficción, humor, acción, aventura, etc.). Pero lo que me “cuestan” soy las caricaturas. Aunque Claudia (Vacas) me quiere llevar para ese camino, pero todavía no lo ha logrado. Ella es un excelente caricaturista.

-¿De dónde surgen los personajes de tus historias?
-Siempre te basás en cosas que te rodean. Los personajes de la última tira (“Gata y coneja”) están basados en una par de mascota que tuvimos durante la adolescencia con mi hermana. También en cosas que ves, en tele, Internet, revistas, etc. La serie “UFO” (historieta de ciencia ficción) son adaptaciones de hechos “reales” de personas que experimentaron el fenómeno OVNI.

-¿Cuáles son tus fuentes de creación?
Las ideas surgen en cualquier momento, caminando, cuando te bañas, hablando con alguien, hasta mirando las nubes del cielo. Aparecen cuando menos las esperas, si te sentás a tratar de armar algo, estas al horno... Ni exprimiendo el cerebro… Una vez escuche a Caloi, en una entrevista, comentando que cada mañana cuando se dirigía, en auto, al diario para trabajar se le ocurrían “montones” de ideas. Entonces un día se compra un grabador para ir plasmando las ocurrencias durante el viaje... Desde ese día desaparecieron las ideas de su mente... Es el claro ejemplo de lo que suele pasar.

- ¿Cómo es tu rutina para la creación de tus trabajos?
- Depende, si yo armo la historieta integral (guión y dibujo). Empiezo a desarrollar el guion y a partir eso vienen los personajes. En algunos casos sucede al revés, pero son pocos. Al trabajar con un guionista. Tengo que leer e interpretar el texto, para luego hacer bocetos y reenviarlos para su aprobación. Después en ambos casos es lo mismo, se hace en un borrador de la diagramación de la historieta, ubicación de los cuadros, globos de texto y efectos especiales o onomatopeyas (son los PUM!!!, RING!!!!, BANG!!!, etc. que identifica al tipo de sonido). Luego se dibuja a lápiz, se entinta y colorea, se agregan los diálogos. Y a publicar. No tiene muchos secretos.

- ¿De qué manera evalúas el movimiento cultural en la ciudad?
- En este último tiempo a crecido bastante. Hay espacios para todos los géneros (música, danzas, artes plásticas, etc.) Cada uno puede mostrar lo que hace. Y está muy bueno. El único problema de muchos es que por presentarse en un show o realizar una muestra ya se creen “Artistas”, pero se olvidan que la principal cualidad del artista es la humildad…

En cuantos al rubro que me compete, tenemos desde hace un par años un espacio en la Feria del libro donde los historietistas y dibujantes podemos mostrar nuestros laburos. Y este año, ya nos quedó chico, nos presentamos siete expositores, de extensa trayectoria como Abel Hernández, hasta un par de chicos que recién están dando sus primeros pasos; realmente muy bueno. Se lo atribuyo a que hay mucho apoyo oficial, desde el municipio. Pero también es bueno que nosotros generemos nuestros espacios, y en eso estamos un poco quedados en Pehuajó.

- ¿Quiénes son tus referentes?
- Entre los nacionales te puedo nombrar Carlos Meglia, Horacio Altuna, Alberto Breccia, y entre los extranjeros Humberto Ramos, Scotti Young, Hugo Pratt, Nilo Manara, Adolfo Azpiri… Por mencionarte algunos, hay muchos más. Generalmente, observo y trato de tomar lo mejor de cada uno. También hay artistas plásticos, durante mucho tiempo Vincent Van Vogh me voló la cabeza. Mi estilo de pintura es muy similar a la que el implementaba. Otra persona que admiro, para señalar alguien que conocemos todos, es a Oscar Castell, sus acuarelas son impresionantes.

- ¿Quién es Darío Alonzo?
- Un sicótico… Ja, ja, ja. Ahora en serio; uno a empieza dibujar durante la niñez y a medida que crece pierde esa capacidad. Los que rompemos ese tabú, aun tenemos algo de niño. Por eso me puedo considerar un “Niño grande”… Y sicótico… Ja, ja, ja.

Si querés saber más sobre Darío Alonzo y conocer algunos de sus trabajos ingresá a darihaua.blogspot.com.ar
Compartir en Google Plus

1 comentarios:

  1. Creo que a Darío le falta proyección Nacional, el talento lo tiene, las ganas también, es hora de volar de pehua a rumbo incierto, que por cierto, encontrara la concreción de su sueño.

    ResponderEliminar