¿Te acordás de “Lo preferido del oyente”?



Fue sin duda un éxito regional. Un ícono en la vida de LT22 Radio Nueva Era. Muchos pehuajenses y vecinos de la zona, lo recuerdan con particular afectividad. Echamos una mirada al pasado y rendimos tributo al ciclo que se emitió durante toda la existencia de la emisora. Los protagonistas y hacedores del programa transmiten sus vivencias y resaltan las características del célebre ciclo radial pehuajense.


Hacer “Lo preferido del oyente” no era tarea sencilla como se puede presumir. No existían celulares y también eran limitados los abonados telefónicos. Su preparación, implicaba seleccionar primero los “papelitos” con las dedicatorias, luego ubicar los discos y armar la programación. Muchas veces se hacía el día anterior, ante el cúmulo de pedidos que se producía tanto para los días de semana como para los sábados y domingos.

Allí, se plasmaba el “feliz cumple”, el aniversario de casados, el bautismo, la comunión y hasta una traviesa o inocente declaración de amor.Los chicos venían en bicicleta desde los barrios más alejados a traer las dedicatorias, generalmente de muchos vecinos.

La emisora había habilitado una casilla de correo, donde se recibían dedicatorias de gente radicada en la zona rural y en los pueblos vecinos. Todos querían participar. Todos querían escuchar su nombre o el nombre del familiar querido, cuando no del pretendiente o la pretendiente, junto a la canción de su preferencia.

* Desde Luján, impregnado de nostalgia, nos llega el testimonio de Mario Ludueña, quien participó en los primeros años de LT22, junto a Roberto Di Maggio, José Pérez Gegena, Esther Longo, Danny Oyhanarte, Jorge Más, Eduardo Castaño y Susana Ballesteros, entre otros.

“Los papelitos con las dedicatorias los llevaban los oyentes y otros los mandaban a través del correo. A mí, me decían el benjamín de la radio, tenía 14 años y estuve hasta los 18”, recuerda Ludueña, que además acota: “junto a Jorge Centeno, estábamos a la noche hasta el cierre con los compases de serenata china”.

Mario vive desde hace más de 30 años en Luján con su esposa Liliana (oriunda de Madero) y sus tres hijos. También allí trabaja en radio y en televisión. “De LT22 no me puedo olvidar. Tengo el mejor de los recuerdos del ingeniero Negreira y miles de anécdotas con los compañeros de esa época, a quienes no vi mas”, nos dice desde la ciudad de la santísima Virgen.

*Eduardo Castaño, otro de los hacedores de LT22, también recuerda con afecto a “Lo preferido…”, cuya resonancia era notable en aquellos tiempos. También invaden lo recuerdos a Eduardo de una época imborrable, trascendente, para la radiodifusión en Pehuajó. Menciona también, a propósito del exitoso ciclo, a Silvia Villarreal, Liliana Capris, Laura Daniele, Raúl Hernández y Nora Jaime. Cada uno, a su manera aportó para el sostenimiento y proyección de “Lo preferido.

* Nora Jaime recuerda con particular afecto el exitoso programa. ”Yo trabajaba en la oficina de la radio –manifiesta- pero ante la gran cantidad de dedicatorias que llegaban para “Lo preferido” incursioné en programación. Me llevaba los papelitos a mi casa y mi mamá me ayudaba a seleccionarlos. Armaba la programación para el día siguiente”.

“Había épocas –añade Nora- en que los temas pedidos se repetían. Un mismo tema, si estaba de moda, lo pedían diez o más oyentes por día. Incluso existían fanáticos del programa, que todos los días llevaban o mandaban una dedicatoria. Era muy lindo todo”.

* Miguel Guzmán durante muchos años fue operador de “Lo preferido” y en más de una ocasión tuvo que cumplir el rol de conductor. “Una tarde, llegaron Adriana Aguirre y Tristán para promocionar un espectáculo que dieron en el cine Zurro. Como estaba ausente la locutora, me animé y les hice la entrevista en el estudio”.

Y muchos profesionales que venían a Pehuajó acudían al programa, lo cual corrobora el interés que despertaba y la repercusión que tenía. Guzmán sostiene que fue “un éxito total”. Se trabajaba en vivo, había que improvisar en serio, la publicidad se hacía en vivo, con el tandero por medio, por eso –acota Miguel- ahora “duele escuchar algunos que irónicamente mencionan “Lo preferido y LT22” y están haciendo lo mismo, imitando, pero con el auxilio de la tecnología, tienen todo al toque. En aquella época había que ubicar el disco o el cassette primero, después poner a punto el tema, en el surco o rebobinando o avanzando la cinta”.

Guzmán, que además hizo producción radial y de eventos bailables, tiene múltiples recuerdos y su aporte compromete a seguir el tema en otra edición. Entre otras cosas, recuerda que en 1987, lo más pedido a “Lo preferido” fueron las creaciones del juninense Roberto Santos Lazati, en especial con su creación “El taca taca”, que ahora en el 2013, reprisan “Los Reyes del Cuarteto”.

* Esther Longo estuvo en la primera época del programa y de la radio, desde 1972 a 1976. “El programa era un éxito pero era medio comprometedor”, dice, y acota: “recuerdo que muchos mandaban veinte dedicatorias y era imposible pasarlas en el día. Se enojaban porque no salían todas al aire. Me esperaban a la salida enojadísimos”.
“La atracción que provocaba “Lo preferido” era bárbara. El ingeniero Negreira guardaba en el garage de su casa todas las cartas que llegaban”, rememora Longo, y entre tantas anécdotas, el recuerdo de las horas compartidas con Roberto Di Maggio y Francisco Caldiero.

A propósito de “Pancho” cuenta que un día, va a la cocina a buscar el “flit” para eliminar una molesta mosca: “Al tomar el insecticida de arriba de la heladera, me da un golpe de corriente. Grito y Pancho se reía creyendo que era una broma. Alcancé a tomarme del picaporte de una puerta y no me podía despegar. Me salvó el policía que en ese tiempo hacía guardia en la radio. Ya tenía le lengua obstruida”.
Un párrafo aparte de Esther, que también trabajó en la mesa de operadores, para Emilio Guajardo, a quien asistía en su programa “Sabor a Tango”. Emilio era impecable, minucioso, todo lo traía detallado, el programa salía perfecto, como él quería”.

*Jorge Más, es contundente: “Era espectacular y tenía una tremenda audiencia”. Recuerda que en esa época la gente de la zona participaba en una producción similar de Radio Trenque Lauquen, llamada “Correo radial”, y cuando se abre LT22 surgió “Lo preferido del oyente”. “Era impresionante la cantidad de dedicatorias que llegaban, lo que implicaba un trabajo artesanal previo, para seleccionarlas y ubicar los discos”, señala, y sostiene que “fue programa pionero en cuanto a esa modalidad de comunicación de la gente”.
Compartir en Google Plus

0 comentarios:

Publicar un comentario