Aceptar y tirar del “yugo”

“MÁS CADA UNO A DE TIRAR
EN EL YUGO EN QUE SE VEA.
Yo ya no busco peleas,
las contiendas no me gustan.
Pero ni sombras me asustan
ni bultos que se menean”.

Es Fierro quien trae este refrán, ya al final de su contrapunto con el Moreno. La fuerza del mismo se esconde en el término “yugo” en su mas variadas significaciones.

El “yugo” es un aparato de madera dura en el que se atan los bueyes por la nuca sujetándoles por medio de sogas, llamadas coyundas”. (Diccionario de Tito Saubidet).
Tirar del yugo, sugiere la imagen dinámica de los bueyes que en parejas van uncidos para el trabajo.

El sentido metafórico nos lleva al alma del refrán, que tiene que ver con nuestra existencia. En esta vida, cada cual tiene su yugo, y del cual ha de saber tirar. El de cada día, ya sea con sus alegrías, sus esperanzas o sus decepciones. Por eso decimos frecuentemente, “es un yugo agradable” o “no soporto este yugo”, etc.

Más allá del yugo de cada día, vienen otros de los cuales, a veces es muy duro tirar, y entonces pensamos en “sacudir el yugo”. Este “yugo” a veces puede ser una ley injusta, un patrón tirano, una enfermedad, una pobreza no merecida.

Hay yugos que vienen de afuera y hay otros, que fabricamos por nuestra cuenta. Un vicio, por ejemplo, de esos que traen consecuencias insospechadas.

Que cada uno tiene algún “yugo” del cual ha de tirar, no me cabe la menor duda: pero a menudo somos víctimas del yugo del inconformismo. Todo nos desagrada, todo está mal, nadie nos comprende, la situación social nos irrita.

La filosofía del refrán nos invita a saber tolerar y sobrellevar el yugo en el cual transita nuestra existencia, sobre todo el que viene de afuera. Intentar sacudirlo todo, puede ser contraproducente y a la larga caemos en aquello de que “es peor el remedio que la enfermedad”.

El refrán no aconseja una resignación negativa, aunque sí nos plantea una reflexión positiva sobre la necesidad de saber aceptar y “tirar del “yugo en que cada uno se vea”. Apunta a la lucha y al esfuerzo, no a la rebelión.

De “El refranero de Martín Fierro. José Marcon)
Compartir en Google Plus

0 comentarios:

Publicar un comentario