Pancho, cafetero y algo más

Francisco “Pancho” García, desde hace doce años, transita por las calles, comercios y empresas de Pehuajó. Reparte café a los empleados y diversas exquisiteces como masas, sandwichs, ensaladas frutales.

Comenzó en la zona céntrica, donde se manifiesta un movimiento mayor, pero paulatinamente la caminata se fue ampliando a otros sectores, a fin de atender requerimientos de la clientela.

Los primeros tiempos fueron de intenso trajinar, mañana y tarde. Luego, por un problema de salud, se vio a obligado a reducir la actividad, aunque su hijo Jonathan lo reemplazó para cumplir con los compromisos más puntales.

En la actualidad, Pancho, que realiza otras actividades comerciales junto a su compañera Beatriz Taschetti, dejando incluso espacios para dedicarse a la apicultura, prosigue su labor en la zona céntrica, donde las horas matinales implican un trabajo mayor, teniendo en cuenta el funcionamiento de los organismos oficiales y las entidades bancarias.

Durante más de una década Pancho conoció gustos y costumbres de muchos convecinos e impuso una modalidad de comunicación y provisión de café y otros comestibles, que lo ubican en el contexto comunitario como un referente exclusivo en tal sentido.

Pancho es uno de los personajes de la ciudad, que ejerce una actividad admirable que además de permitirle obtener recursos para su sustento, hace culto de la perseverancia y el respeto, valores un tanto desmerecidos en los tiempos que vivimos, que forman parte de esa riqueza que solo se forja con esfuerzo y buena voluntad.
Compartir en Google Plus

0 comentarios:

Publicar un comentario