Los monosílabos y la tilde

Por regla general, los monosílabos no llevan tilde. Pero a cada regla, le corresponde una excepción. Y en este caso, existen palabras de una sola sílaba que poseen tilde diacrítica, es decir “aquella que permite distinguir palabras que se escriben de la misma forma, pero que tienen significados diferentes”.

En una nueva entrega de la columna Nuestra Lengua, detallaremos los monosílabos que nunca llevan tilde. Ellos son: di, da, dio, den, vi, va, vio, van, fue, fui, fe, ni, seis, entre otros. Por otro lado, las palabras monosílabas que poseen tilde, porque tienen dos o más acepciones, son: sí, mí, tú, dé, sé, aún, más, él, té, entre otros.

Veamos algunos ejemplos…

-de: preposición. Ejemplo: un vestido de seda.
-dé: forma del verbo dar. Ejemplos: espero que lo recaudado dé para hacer un buen regalo.

-el: artículo definido masculino singular. Ejemplo: el conductor paró de un frenazo el autobús.
-él: pronombre personal. Ejemplo: me lo dijo él.

-mas: no lleva tilde cuando es equivalente a pero o a sino. Es frecuente en textos antiguos, pero su uso hoy tiene un sabor arcaizante y es casi exclusivamente literario. Ejemplos: quiso convencerlo, mas fue imposible.
-más: lleva tilde en el resto de los casos. Ejemplos: me gusta más la carne que el pescado. Pon más azúcar en el café.

-mi: adjetivo posesivo. Ejemplo: te invito a cenar en mi casa.
-mi: sustantivo ‘nota musical’. Ejemplo: el mi ha sonado desafinado.
-mí: pronombre personal. Ejemplo: ¿tienes algo para mí?

-se: pronombre personal. Ejemplo: se comió todo el pastel.
-sé: forma del verbo saber o del verbo ser. Ejemplo: yo no sé nada.

-si: conjunción, con distintos valores. Ejemplos: si llueve, no saldremos.
-si: sustantivo ‘nota musical’. Ejemplo: una composición en si bemol.
-sí: adverbio de afirmación. Ejemplo: sí quiero que vengas a la fiesta.
-sí: pronombre personal reflexivo de 3.ª persona. Ejemplo: está muy encerrado en sí mismo.

-te: pronombre personal. Ejemplo: te he comprado un par de zapatos.
-té: sustantivo ‘planta e infusión’. Ejemplo: no me gusta el té.

-tu: adjetivo posesivo. Ejemplo: ha llamado tu madre.
-tú: pronombre personal. Ejemplo: tú no sabes lo que dices.

- aun: adverbio de modo. Ejemplo: aun así, no me entiende.
- aún: adverbio de tiempo, se reemplaza por “todavía”. Ejemplo: no ha llegado aún.
Compartir en Google Plus

0 comentarios:

Publicar un comentario