Fumique: “A los chicos primero les enseño a respetar”

Sin duda, el fútbol infantil es otra pasión que desde hace años cultiva, a su manera y de acuerdo a sus posibilidades. Una tarea, un tanto silenciosa, pero que ha tenido ecos y frutos muy favorables. He aquí, algunas de sus expresiones:

* “Siempre me dediqué al fútbol para chicos. Mucho más cuando ya no estaba mi finadita señora, me la había llevado Dios. Tenía el baby fútbol de Barrio Belgrano cuando se jugaba con Estudiantes. Yo trabajaba en la manzanilla. Los finaditos Gonga y Atún, me llevaron a Calaveras, aunque primero no quería. Yo era del potrero del barrio, no soy para ir de técnico a un club. Pero hablaron con mi señora y me convencieron”.

* “El primer día, Angelito Pascual me llevó todo el equipo para los chicos. Y empecé así, tenía a los Lamanna, César, El Pato, José; los Barraza del 13 de Abril, los Chelía, el loco Rossi, el Mongo Criado, Patiés, el conejo Di Salvo (que era medio gol), Mazzoconi, Villavicencio, el loco Méndez, Peredo. A Calaveras le di 36 jugadores para la primera”.

* “Nunca les mentí a los chicos, llevaba 15 o 16, y a los que sobraban le decía la verdad. No toleraba que fumaran por ejemplo. Los controlaba porque los quería. Era las 2 de la madrugada y los buscaba para que descansaran bien. Todos los viernes, le dábamos un asado en Calaveras. Para mí no habrá dirigentes como Gonga González, el finadito Atún y D´Amato”.

De pronto siente bronca “porque me han robado jugadores después de haberlos formado. Surgieron en Don Bosco con Fumique y otros se lo llevaron a otros clubes y no decían que hicieron en la escuelita de Fumique”.

Remarca que sacó “chicos de la calle y les enseñó respeto. Los padres, a veces, no hacen las cosas bien. El chico está estudiando y ellos se están peleando. El pibe viene a la cancha y no rinde. Lo veo triste, desganado, me dice lo que pasa en la casa y entonces le digo que se vaya, que vuelva cuando se sienta bien. Y después hablo con la padres también. El chico tiene que estar bien para jugar”.

Entre otros recuerdos, entremezclados, resalta la participación en el torneo “Los Gurises”, realizado en el parque y que fuera cedido por el intendente Zurro.

Dejamos la canchita de Don Bosco, sobre la calle Dean Funes, en un atardecer de intenso calor. Allí quedó Fumique con un puñado de pibes, haciendo un “picadito” y soñando en silencio con aportar nuevos valores al fútbol lugareño de los tiempos que se avecinan.

Deportivo Argentino, sexta división: Parados: Díaz, ayudante de campo, Maximiliano Antonio, Ariel Zoppi, Tomás Arive, Sebastián Pagella, Flavio Lizaraso, Néstor Acosta, Gustavo Torres y Horacio Maceda (DT). Hincados: Guillermo Bartolomé, Gastón Mecadán, Héctor Bernard, Maximiliano Antonio, Marcelo Torres, Julián Huguenín y Sebastián Basigalup. Fuera de foto: Bruno Cardone y José Antonio.(foto Diario Noticias)
Compartir en Google Plus

0 comentarios:

Publicar un comentario