IGNACIO IRULEGUI: analista, exigente e inconformista en el arte de escribir

Vive en Guanaco, tiene 25 años. Desde la infancia exteriorizó su apego a la comunicación. En las aulas de la Escuela 7, donde hoy dicta clases, exhibía sus cualidades. Activo investigador, inteligente, observador. Responsable de sus actos y firme en sus convicciones. Profesor de Lengua y Literatura, y Licenciado en Enseñanza de la Lengua y la Comunicación por la Universidad CAECE (Bs. As.).

Si bien, como escritor, ha tenido destacada actuación en numerosos certámenes literarios, tanto de nivel nacional como internacional, y algunos de sus relatos han sido publicados en más de nueve antologías, ejerce con firmeza la autocrítica y se define como “un intento de escritor”. Exigente e inconformista. Solitario, perfeccionista y fabulador. Se vislumbra futuro y seguramente, su creatividad, deparará muchos halagos a los pehuajenses.


7 preguntas y 7 respuestas, nos permiten conocer más a este joven y talentoso escritor:

1.- ¿Cuándo surge tu inclinación por las letras?
Desde temprano. He sido siempre un lector que devino luego progresivamente en escritor, aunque este paso transicional se dio más adelante, hacia el final de la adolescencia, cuando una profesora de literatura del secundario intuyó que yo podía tener alguna clase de talento para la escritura, ofreciéndome así un horizonte de perspectivas nuevas asociadas a ese hecho.

2.- ¿Tenés una temática preferida? ¿Por qué?

No puedo decir que tenga una temática predilecta al escribir ficción, por lo menos a nivel consciente. Sé que hay recurrencias comunes en algunos de mis textos (la literatura como tema es uno de ellos), pero trato de que cada uno tenga lo suyo de singular. En todo caso, la temática que se haga presente me interesa en tanto y en cuanto pueda generar experiencias diversas de escritura.

3.- ¿Cómo evaluás el movimiento literario en Pehuajó?
Últimamente se ha dado un fenómeno interesante en lo que respecta al panorama literario pehuajense, ya que se intensificó la actividad y se le otorgó presencia social. Certámenes, ediciones y presentaciones de libros, difusión mediática, la formación de una entidad dedicada a hacer visible el trabajo de los escritores locales, en fin, una suma de factores que han creado un escenario efectivo de posibilidades que no es sino producto de la labor (y preocupación) de los propios autores por evidenciarse y, a su vez, promover la actividad literaria.

4.- ¿Qué se siente impartir clases en los ámbitos donde fuiste alumno?
Es de una extrañeza particular, porque se invierten todas las relaciones presupuestas: uno ha pasado por las aulas en rol de alumno y luego regresa a ese lugar ubicado en una perspectiva completamente distinta, que es la del profesor, tratando de conjugar ambas experiencias de modo favorable. No lo podría haber previsto nunca, pues la elección de mi carrera se me reveló tardíamente. Por lo pronto, lo percibo como una suerte de devolución o reintegro hacia el lugar donde fui formado.

5.- ¿Qué significa Guanaco para Ignacio Irulegui?
Significa lo que puede llegar a significar para cualquier persona el lugar donde vive: representa la geografía parcial de una vida. Me ligan a él sensaciones contradictorias signadas por diversos motivos; sin embargo, en mi pueblo se inscribe la raíz de una genealogía que es el espacio histórico a partir del cual uno proviene, el escenario en el que se fijan mis antecedentes, digámoslo así, genéticos. Sería ingenuo pensar que el ambiente no me implica, y que no ha hecho de mí, al menos en parte, estoy que soy.

6.- ¿Qué aspiraciones alientas en esta etapa de la vida?
Seguir haciendo lo que me interesa y, por ende, profundizar las vías electivas que he venido desarrollando hasta ahora.

7.- ¿Que opina Ignacio Irulegui de Ignacio Irulegui?

No podría responder a esta pregunta sin caer parcialmente en la autocrítica severa. De otro modo cedería ante la indulgencia desvergonzada, lo cual es acaso peor. Con todo, a usted Irulegui, lo veo primero como un intento de escritor. Y luego, así: exigente, obsesivo, crítico, inconformista, analítico, perimetral, solitario, perfeccionista, fabulador.
Compartir en Google Plus

0 comentarios:

Publicar un comentario