Un aporte para respirar bien y mejorar la calidad de vida

Al cierre de esta edición, con marcada expectativa, se aguardaba el inicio del curso sobre respiración y meditación, a cargo de la instructora Marcela Sonia Díaz, de la Fundación “El arte de vivir”, que por primera vez llegará a nuestra ciudad.

La capacitación fue coordinada por la convecina María Alejandra Martinez, titular del Centro de Estética Integral de Pehuajó, quien oportunamente se contactó con la citada Fundación y logró la realización de los cursos, en cuya primera edición ha motivado la inscripción de numerosos interesados.

En este primer aporte se brindarán “técnicas de respiración y meditación, que contribuyen a eliminar el estrés, la ansiedad, los estados depresivos y ayudan a un mejor funcionamiento mental”, señaló la coordinadora Martinez al tiempo que valoró la adhesión de la Unión Educadores Bonaerenses, a través de su secretaria general, Elsa Vicario, al facilitar el ámbito apropiado para este tipo de cursos, en Balcarce 959.

Por qué respirar bien?

La respuesta es muy sencilla: porque respiramos mal, bastante mal, algunos muy mal. La respiración es nuestro acto imprescindible. Podemos estar días sin comer o beber, pero solo pocos minutos sin respirar bastarían para acabar con la vida de una persona. la respiración es vital. Como acto involuntario el organismo se acostumbra a los vicios que impone el stress, la falta de ejercicio, vestimentas y posturas inadecuadas, ambientes mal ventilados o afectados por el tabaquismo...

Entre los beneficios fisiológicos, se destacan: las células reciben una mayor oxigenación, se queman mejor los restos tóxicos del organismo, todos los órganos reciben aportes de oxigeno correctamente; se favorece la circulación y especialmente a algunos órganos vitales (corazón, estómago); una respiración adecuada permite quemar mejor las grasas y propiciar la desaparición exceso de grasa en el organismo; mejora la salud de los pulmones y el rendimiento de los deportistas; favorece la relajación y la concentración, eliminando la tensión muscular; mitiga los desórdenes, alteraciones o cambios de nuestra energía vital y propicia en general un cuerpo fuerte y sano. La respiración es la metáfora de vida. Respirar es vivir.
Compartir en Google Plus

0 comentarios:

Publicar un comentario