mirá cómo cambió

1983:
Alsina y Artigas. Aún estaba el viejo edificio de “Gancedo e Iglesias”. Fue la pizarra mayor en la campaña proselitista, en el año del retorno de la democracia.






2011:
La mayor parte del baldío sigue vigente. Ahora la llaman “la esquina de las polladas” en beneficio de clubes y entidades de bien público.
Compartir en Google Plus

1 comentarios:

  1. En esta tradicional esquina de Pehuajo trabajo mi querido abuelo Alberto Bethouart

    ResponderEliminar