"La gente hizo posible el crecimiento"

El convecino Ambrosio Zubeldía ha impulsado, dando respuesta a la demanda exteriorizada por los clientes, un destacado empredimiento de forrajerias que en forma permanente atiende necesidades locales y de una amplia zona.

Es dable apreciar el movimiento, el colorido, el stock, en las tres forrajerías instaladas. Solo basta con pasar por Alem 823, Gutiérrez y Perón o Balcarce y Peláez, para comprobar dichas características.

Zubeldía inició la actividad hace 4 años, con forrajería Maros, en León XIII 225. Más tarde, estimulado por los buenos resultados, se trasladó a Balcarce 135 y posteriormente a la esquina de Balcarce y Peláez. Un año después, compra la llave de Forrajería La Chacra, en calle Alem, y doce meses más tarde habilita Forrajería Unión en Perón y Gutiérrez.

Ambrosio sostiene que la clave del éxito, en este rubro, radica en la disposición de abundante mercadería, que no falte nada, lo cual genera mayores ventas y favorece la expansión. Luego de 4 años de actividad considera que "la misma gente hizo posible el crecimiento", al captar cada sugerencia que se tradujo en incorporar más productos al negocio.

Y es evidente que todo lo necesario para mascotas y pequeños animales domésticos está en cada local, tanto en productos de alimentación como en elementos de alojamiento, protección, accesorios, etc.

La clientela de nuestra ciudad es numerosa, pero además se suman compradores de Daireaux, Henderson, Mones Cazón, Salazar, Magdala, Carlos Casares, Nueve de Julio, Smith, Tres Lomas, Carlos Tejedor, Villegas, Juan José Paso, Berutti y Trenque Lauquen.

Tanto en La Chacra, como en Maros y Unión, se destaca eficiente atención y el constante deseo de brindar todas las respuestas a los pedidos de la gente, bajo la coordinación de Ambrosio Zubeldía, un sobrino y dos empleados.

Felicitaciones y que los sueños latentes se hagan realidad.
Compartir en Google Plus

0 comentarios:

Publicar un comentario