El PAP garantiza el diagnóstico precoz de varias enfermedades

En forma permanente, Pehualcec realiza campañas de prevención en tal sentido, con positivos resultados, al favorecer la realización del vital estudio a vecinas con recursos económicos limitados y al mismo tiempo concientizar sobre su importancia.

El estudio, conocido familiarmente como Pap, garantiza el diagnóstico precoz de varias enfermedades. Es un método para la detección precoz del cáncer de cuello del útero, y fue creado por el médico griego Georges Papanicolaou en 1943.

Es un procedimiento muy sencillo que permite diagnosticar varios procesos que pueden estar ocurriendo en el cuello del útero de la mujer, además del cáncer: algunas infecciones vaginales comunes (hongos, parásitos, algunas bacterias), la infección por el virus del papiloma humano (HPV, que con el tiempo puede desarrollar el cáncer) y el propio cáncer de cuello, en estadios muy tempranos.

La mayoría de las mujeres que tienen acceso a los servicios de salud y que son cuidadosas y siguen los consejos de sus médicos comienzan a hacerse el Pap cuando inician las relaciones sexuales o cuando cumplen los 30 años. Pero, a pesar de ser un estudio muy común, pocas lo conocen en profundidad.

Este procedimiento permite hacer un diagnóstico de lesiones que aún no son cáncer o lo son, pero muy iniciales. El cáncer de cuello tiene como característica que transcurre mucho tiempo (años) entre la lesión que puede llegar a ser maligna y el momento en que se transforma en maligna.

Por eso, si una mujer realiza un Papanicolaou anual desde el inicio de sus relaciones sexuales, tiene casi la garantía total de un diagnóstico muy temprano, que permitirá una terapéutica definitiva con tratamientos muy poco agresivos: tanto que, mujeres jóvenes que han tenido un cáncer de cuello que fue diagnosticado precozmente y tratado, después pudieron tener hijos sin inconvenientes.

Mayor información puede requerirse en Pehualcec, en Gorriti 546.
Compartir en Google Plus

0 comentarios:

Publicar un comentario