Un spa urbano con especiales atractivos

Luego de trabajar 7 años en la Cámara de Comercio, la convecina María Alejandra Martínez, decidió iniciar un emprendimiento personal. Primero fue peluquería, luego se sumó cosmetología. En forma simultánea acompañó el crecimiento con la capacitación. Más tarde, agregó masoterapia y finalmente reiki y servicio de masajes con piedras calientes de jade, para lo cual incorporó una cama especial para aplicarla a este sistema que combina principios de medicina oriental con tecnología actual para generar un método natural de recuperación y prevención del cuerpo mediante la energía y movimiento producidos por la piedra de Jade. Este elemento es único en la ciudad y por sus características, realmente interesantes. Entre los beneficios, se destacan: mejora la postura y rectificación de vértebras realineando la columna, corrige problemas de escoliosis, dolores de cabeza, espalda, hombros, artritis, lordosis, hernías de disco, ciática, etc. al lograr una perfecta comunicación entre nervios lumbares y órganos. Asimismo, ayuda a mejorar enfermedades respiratorias, estreñimiento, cólicos menstruales, problemas de circulación, eliminación de toxinas de los sistemas linfático, circulatorio y órganos internos. Actúa sobre el streés, eliminando tensiones, insomnio, cansancio y malestares de origen nervioso. Alejandra se manifiesta feliz y satisfecha con los logros alcanzados durante 12 años de perseverante actividad. “Ha sido muy enriquecedor en cuanto a los conocimiento y a los servicios brindados”, señala y exterioriza su deseo de proseguir con la mejora de las prestaciones e ir consolidando el Centro, donde se amalgaman “estética, salud, belleza y espíritu”. Acaba de asistir al Congreso de Dermatoestética, realizado en el Hospital Ramos Mejía, donde calificados especialistas expusieron sobre los avances para que la piel no envejezca como órgano, enriquecedor aporte que comentaremos en futura edición. Y a propósito de lo espiritual, realmente se percibe y se respira, un agradable clima de armonía y serenidad, sumado a las buenas ondas de Alejandra. CEIP (Centro de Estética Integral Pehuajó), está en Artigas 1753, sin duda un lugar adecuado para recuperar o equilibrar la energía necesaria. Y naturalmente, acceder a los beneficios que deparan para el organismo los masajes con piedras de jade.
Compartir en Google Plus

0 comentarios:

Publicar un comentario